Widgets Magazine
En directo
    Papa Francisco en México

    El Papa: El privilegio de pocos causa corrupción, narcotráfico y violencia

    © AFP 2019 / Yuri Cortez
    América Latina
    URL corto
    0 10

    La búsqueda del privilegio o beneficio de pocos es el terreno fértil para la corrupción, el narcotráfico, la exclusión, y la violencia, ha dicho este sábado el papa Francisco I en su primer discurso en México, ante el presidente Enrique Peña.

    "La experiencia nos demuestra que cada vez que buscamos el camino del privilegio o beneficio de unos pocos en detrimento del bien de todos, tarde o temprano, la vida en sociedad se vuelve un terreno fértil para la corrupción, el narcotráfico, la exclusión de las culturas diferentes, la violencia e incluso el tráfico de personas, el secuestro y la muerte, causando sufrimiento y frenando el desarrollo", dijo el Papa en el pasaje central de su discurso de unos 15 minutos.

    En la primera ocasión en que un jerarca del Vaticano es recibido con honores de jefe de Estado, Francisco I expresó que "México es un gran país, bendecido con abundantes recursos naturales y una enorme biodiversidad que se extiende a lo largo de todo su vasto territorio", en la primera alocución pública de su visita, presentada como la de un "peregrino de la paz".

    La privilegiada ubicación geográfica del país latinoamericano "lo convierte en un referente de América; y sus culturas indígenas, mestizas y criollas, le dan una identidad propia que le posibilita una riqueza cultural no siempre fácil de encontrar y especialmente valorar", dijo Francisco ante toda la clase política nacional y representantes de todos los poderes del Estado mexicano, en el histórico recinto frente a la Plaza Mayor del Zócalo capitalino.

    Discurso para los jóvenes

    Francisco, quien ha anunciado que el mensaje de su gira esté dirigido a los jóvenes, los indígenas y los migrantes, dijo que “la sabiduría ancestral que porta su multiculturalidad es, por lejos, uno de sus mayores recursos biográficos, una identidad que fue aprendiendo a gestarse en la diversidad y, sin lugar a dudas, constituye un patrimonio rico a valorar, estimular y cuidar”.

    El Obispo de Roma, dijo además que la principal riqueza de México “tiene rostro joven” en una Nación –apuntó- donde un poco más de la mitad de la población está en edad juvenil, lo cual le da “esperanza y proyección” a al atribulado país azotado por una ola de violencia y crimen organizado.

    Luego de señalar los principales males del país, que el líder religioso ha elegido para dirigirse a toda la cristiandad, Francisco ha señalado que “un pueblo con juventud es un pueblo capaz de renovarse, transformarse”.

    Francisco, quien sostuvo un encuentro histórico en la víspera con el patriarca Kiril de la iglesia Ortodoxa de Rusia, en La Habana, dijo que “el compromiso de los que nos llamamos cristianos, es que nos entreguemos a la construcción de una política auténticamente humana y una sociedad en la que nadie se sienta víctima de la cultura del descarte”.

    Tras resumir con lenguaje directo los problemas que resumen un sombrío panorama, invitó a “alzar con ilusión la mirada hacia el futuro, que a su vez nos desafía positivamente en el presente”.

    Esta realidad lleva “inevitablemente a reflexionar sobre la propia responsabilidad a la hora de construir el México que queremos, el México que deseamos legar a las generaciones venideras”, puntualizó.

    Un futuro esperanzador, prosiguió, “se forja  en un presente de hombres y mujeres justos, honestos y capaces de empeñarse en el bien común”. Sin embargo, lamentó, “en el siglo XXI el bien común no goza de buen mercado”.

    La identidad de México ha sido forjada –añadió-, “en duros y difíciles momentos de su historia por grandes testimonios de ciudadanos que han comprendido que, para poder superar las situaciones nacidas de la cerrazón del individualismo, era necesario el acuerdo de las instituciones políticas, sociales y de mercado (…), en la búsqueda del bien común y en la promoción de la dignidad de la persona”.

    Una cultura ancestral con capital humano “tiene que ser la fuente de estímulo para que encontremos nuevas formas de diálogo, de negociación, de puentes capaces de guiarnos por la senda del compromiso solidario”, propuso.

    Francisco llamó a facilitar el “acceso efectivo a los bienes materiales y espirituales indispensables: vivienda adecuada, trabajo digno, alimento, justicia real, seguridad efectiva, un ambiente sano y de paz”.

    Finalmente le dijo a Peña que el Gobierno mexicano puede contar con la colaboración de la Iglesia católica, “en  la edificación de la civilización del amor”.

    Además:

    Papa Francisco arriba a México para visita pastoral de seis días
    Organismos civiles piden al Papa hablar de la crisis de DDHH en México
    El papa Francisco y “El Chapo” Guzmán contienden por la presidencia de México
    Etiquetas:
    corrupción, narcotráfico, Papa Francisco, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik