17:38 GMT +312 Diciembre 2019
En directo
    Protesta en Ayotzinapa, Guerrero

    Ola de violencia en Guerrero es causada por un "Estado delincuente" en México, dice ONG

    © Flickr / Somos El Medio
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    Un nuevo plan para pacificar el estado de Guerrero, sur de México, donde la tasa de homicidios por el crimen organizado cuadruplica la media nacional, debería reconocer que existe un "Estado delincuente", dijo a Sputnik Nóvosti el abogado de víctimas desaparecidas, Vidulfo Rosales.

    Guerrero, donde la pobreza endémica abre la puerta al narcotráfico —que controla regiones montañosas sembradas de amapola para la producción de heroína que se exporta a EEUU-, amerita un análisis aparte, donde "la violencia y las desapariciones forzadas que comete la delincuencia organizada son un patrón generalizado con complicidad de autoridades", afirma el defensor humanitario.

    Una nueva operación policial y militar es "una iniciativa sin rumbo, que no ayuda a revertir el problema de inseguridad, eso se puede palpar cuando a pesar de las miles de fuerzas federales que han ocupado el municipio de Chilapa, —donde está la escuela de Ayotzinapa-, en otra región de Guerrero, en la llamada Tierra Caliente, asesinan a una familia completa".

    El fin de semana, nueve personas murieron en a manos de una banda armada, cuando se encontraban en una fiesta en Coyuca de Catalán, Guerrero, entre ellas una mujer que viajaba con su esposo a su luna de miel.

    "La violencia en Guerrero es histórica", en todo 2015 los registros indican 51 homicidios por cada 100.000 habitantes, cuatro veces el promedio de México que marca 13 por cada 100.000 personas, uno de los más altos índices de violencia en América.

    Pero la crisis por desapariciones forzada, con participación de agentes del Estado en la etapa reciente, surge a partir del caso de 43 estudiantes de la escuela de Ayotzinapa, en septiembre de 2014, con autoridades municipales cómplices del narcotráfico, dice Rosales, abogado de las familias de los jóvenes, quienes aspiraban a convertirse en maestros rurales.

    Antes de esa tragedia, la atención del público ignoraba la gravedad de las desapariciones forzadas, se sabía muy poco y ahora están documentados más de 600 desaparecidos en Guerrero, "a pesar del amplio margen que no denuncia por miedo", dice Rosales, responsable jurídico del Centro de DDHH de la Montaña, Tlachinollan, nombre aborigen de Guerrero.

    Las zonas del puerto de Acapulco y de la llamada Tierra Caliente, donde ocurren desapariciones en números muy altos, "ni siquiera hay datos actualizados de homicidios, pero las propias estadísticas oficiales del Sistema Nacional de Seguridad Pública colocan a Guerrero en los primeros lugares en violencia y homicidios", se lamenta.

    La huella del narco

    La explicación del Gobierno de México es que la violencia en Guerrero "se debe a las pugnas entre agrupaciones criminales que buscan retomar el control del territorio", dijo el lunes el comisionado Nacional de Seguridad (CNS), Renato Sales.

    El narcotráfico ha colocado a Guerrero como un estado de tránsito por su localización con costas al Pacífico, con puertos rodeados de montañas como Acapulco y Zihuatanejo que "son parte de rutas del narco, pero también las montañas han sido sembradas para la producción de amapola y de marihuana", explica Rosales.

    Ese cuadro del crimen sin control ha sido empeorado por la colusión de los cuerpos de seguridad, que participan del negocio del crimen y ahora la clase política local en los municipios lo hace más violento, sostiene el abogado de víctimas.

    "Los asesinatos se cometen con impunidad a la luz del día con la protección de las instituciones del Estado, no solo los políticos, es un Estado cómplice que hace negocios con la delincuencia", denuncia el abogado del centro que ha sido galardonado por Amnistía Internacional.

    Tema: Desapariciones forzadas en México

    La solución no procederá de los despliegues militares y policíacos masivos, "sino de la refundación de las instituciones arrasadas por la corrupción, que no se ha podido extirpar y debe combatirse de manera abierta y responsable", enfatiza.

    La otra parte de la solución es erradicar la pobreza y marginación ancestral de Guerrero: "es una de las zonas más rezagadas a los últimos lugares del subdesarrollo que orillan a su juventud y a la gente a engancharse a las redes del delito", dice el abogado.

    Guerrero ha padecido el mayor nivel de homicidios en México en 2015, que se incrementaron más de 30 por ciento el año pasado, pese al despliegue de fuerzas federales en más de doce municipios y la nueva estrategia de seguridad.

    En todo 2014, Guerrero registró unos 1.380 homicidios dolosos de un total de 14.380 en todo el país, mientras que de enero noviembre de 2015 ocurrieron más de 1.800 asesinatos, casi 500 personas más asesinadas en un año, de un saldo violento de 15.540 muertes dolosas en ese mismo lapso de 11 meses en todo México.

    Además:

    Líder narcotraficante afirma que financió la campaña del gobernador de Guerrero en México
    Elecciones muestran paradojas de México ante la violencia y la desigualdad
    Estado de Guerrero azotado por violencia la jornada electoral en México
    Más de 280.000 desplazados por violencia en México
    Etiquetas:
    narcotráfico, delincuencia, Renato Sales, Vidulfo Rosales, Guerrero, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik