En directo
    Niño guatemalteco afectado por desnutrición

    Unicef ve lejana la meta de reducir la desnutrición crónica en Guatemala

    © AP Photo / Rodrigo Abd
    América Latina
    URL corto
    0 0 0

    Reducir la desnutrición crónica en Guatemala un diez por ciento en la próxima década, como prometió el presidente Jimmy Morales en su discurso de asunción, es un reto complicado debido al contexto del país centroamericano, dijo a Sputnik Nóvosti el experto de Unicef Christian Skoog.

    "No lo parece, pero lograr esa cifra es muy ambicioso. El Gobierno anterior –presidido por el ahora encarcelado Otto Pérez Molina (2012-2015)– también tenía ese objetivo y no lo alcanzó pese a que invirtió casi dos veces más que anteriores Gobiernos", explicó Skoog, representante en Guatemala del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

    Durante su juramentación como nuevo presidente de Guatemala, Morales anunció la puesta en marcha de una política nacional con el objetivo de reducir un diez por ciento la desnutrición crónica en los próximos diez años.

    Según la última encuesta nacional de salud materno infantil, el 46,5 por ciento de los niños guatemaltecos menores de cinco años padece desnutrición crónica.

    A pesar de la complejidad que implica reducir el índice de desnutrición, Skoog valoró que esta sea una "prioridad" para el nuevo Gobierno.

    Se trata de un problema "casi invisible" causado por una deficiencia nutricional continua durante las primeras etapas de la vida de un niño y en la que influyen múltiples factores, expresó el especialista.

    La población guatemalteca resta importancia al retraso en el crecimiento porque "la mayoría suele ser de baja estatura" y esa es la primera señal de alarma, añadió Skook.

    "No importa el origen, en los primeros cinco años de vida todos los niños deben tener el mismo crecimiento. Más tarde sí se producen cambios en los diferentes grupos étnicos", explicó el representante de Unicef a esta agencia.

    La escasez y la lejanía de los centros médicos también dificulta el control del crecimiento de los hijos por parte de sus padres.

    Tampoco existe una cultura de consumir alimentos variados, aseguró el experto, quien indicó que los productos más habituales en la dieta de los guatemaltecos son la tortilla de maíz y los frijoles.

    Otro factor fundamental que contribuye a la desnutrición crónica tiene que ver con la calidad del agua.

    "Se consume agua que no es potable y eso produce diarrea, lo cual agrava el problema" porque afecta al desarrollo y crecimiento de los niños, señaló Skoog.

    Por todo ello, los 1.000 primeros días resultan fundamentales en la vida de un niño, pues "en ese periodo se puede recuperar de la desnutrición"; de lo contrario, "será un obstáculo de por vida", explicó el especialista.

    Según datos de Unicef, la desnutrición crónica afecta a cerca de 165 millones de niños en todo el mundo.

    Etiquetas:
    desnutrición, Unicef, Christian Skoog, Guatemala
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik