En directo
    Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro durante su discurso en la Asamblea Nacional

    Decreto de emergencia económica en Venezuela abre nuevos debates

    © AFP 2019 / Juan Barreto
    América Latina
    URL corto
    0 41

    La emergencia económica decretada en Venezuela el viernes por el presidente Nicolás Maduro fue bien recibida por sus seguidores pero rechazada por economistas críticos de su Gobierno, según pudo constatar Sputnik Nóvosti.

    La emergencia económica "busca afianzar todos los esquemas de control que han provocado la situación de crisis que tenemos", dijo a esta agencia el economista Asdrúbal Oliveros, de la consultora Ecoanalítica, quien agregó que el decreto "contiene demasiada discrecionalidad".

    Nicolás Maduro, presidente de Venezuela
    © REUTERS / Miraflores Palace/Handout
    Por su parte, para Pablo Giménez, docente de Economía Política en la Universidad Bolivariana de Venezuela, la declaración de emergencia tiene como objetivo proteger la economía de la población.

    El decreto busca "preservar el poder adquisitivo de las personas, de la clase trabajadora, y los derechos de salud, vivienda, educación y alimentación de todos los venezolanos", explicó Giménez en declaraciones recogidas por la televisora oficial Venezolana de Televisión.

    El decreto, dado a conocer este viernes, autoriza al Gobierno a "adoptar las medidas necesarias para asegurar el acceso de la población a alimentos, medicinas y bienes de primera necesidad, así como al disfrute de todos sus derechos", al cabo de año y medio de aguda escasez y carestía en alimentos y otros bienes esenciales, incluso medicinas.

    El Poder Ejecutivo podrá diseñar e implementar medidas especiales para estimular la inversión extranjera, reducir la evasión fiscal, desaplicar medidas legales para agilizar el tránsito de mercancía por puertos y aeropuertos del país y garantizar el abastecimiento en todo el territorio.

    Sobre este último punto, el decreto otorga al Gobierno la facultad de exigir a las empresas del sector público y privado incrementar su producción, así como el abastecimiento de ciertos insumos a los centros de producción de alimentos para garantizar las necesidades básicas de la ciudadanía venezolana.

    Asimismo, el Ejecutivo podrá obviar los trámites cambiarios establecidos por el Banco Central de Venezuela a los órganos de la administración pública para acelerar y garantizar la importación de bienes o insumos considerados indispensables para el abastecimiento.

    Durante la jornada, el emisor Banco Central informó que la inflación anualizada a septiembre de 2015 trepó hasta 141,5 por ciento, la cifra más alta en la historia económica del país.

    El vicepresidente para el área económica, Luis Salas, encargado de dar a conocer el contenido del decreto, dijo que quería "transmitir tranquilidad de parte de un Gobierno que va a proteger al pueblo en esta coyuntura difícil y para construir una Venezuela productiva e incluyente".

    Parlamentarios de oposición como el economista José Guerra ya adelantaron que el decreto "no contiene medidas para resolver la crisis" y el ex candidato presidencial opositor Henrique Capriles lo calificó como "un frasco de veneno".

    El decreto, que debe ser aprobado por la Asamblea Nacional, prevé que el estado de emergencia económica dure 60 días, prorrogables por otros 60 días.

    Además:

    En Venezuela la oposición ha sabido aprovechar la guerra económica
    Oposición busca amnistía y cambiar rumbo económico de Venezuela en el parlamento
    La prioridad en Venezuela es la crisis económica, dice líder religioso
    La crisis económica marca las elecciones parlamentarias en Venezuela
    Etiquetas:
    economía, Banco Central de Venezuela, José Guerra, Luis Salas, Pablo Giménez, Asdrúbal Oliveros, Nicolás Maduro, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik