En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    El miembro del Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB) y gobernador del estado brasileño de Río Grande del Sur, Ivo Sartori, expresó, en una entrevista publicada este miércoles por el diario económico Valor, su firme oposición al juicio político o "impeachment" contra la presidente de la República, Dilma Rousseff.

    "La política no se hace basándose en las emociones o el sentido de oportunidad. El proceso debe ser instaurado en base a la identificación de algún desvío impropio y no por cuestiones de presupuesto", explicó Sartori, gobernador de uno de los estados más ricos de Brasil, en referencia al pedido de impeachment.

    "Hay que tener seriedad y responsabilidad en las valoraciones", insistió Sartori, quien añadió que para el PMDB, principal socio del Partido de los Trabajadores (PT) en el gobierno de Brasil, apoyar el proceso de juicio político sería "abogar contra uno mismo" subrayando, por tanto, una posición muy similar a la de su colega de partido y gobernador del estado de Río de Janeiro, Luiz Fernando Pezao.

    El apoyo expreso de los gobernadores del PMDB en dos de los estados más ricos de todo Brasil, Rio Grande del Sur y Río de Janeiro, puede considerarse un verdadero logro para la presidenta Dilma Rousseff, quien observa con recelo como una parte del PMDB estaría dispuesta a seguir los pasos del presidente del Congreso, Eduardo Cunha, quien desde el mes de julio mantiene una ruptura personal con el gobierno y está considerado el principal impulsor del "impeachment".

    Otra de las figuras clave del PMDB a favor de Rousseff sería el presidente del Senado, Renan Calheiros, quien parece ser un incondicional de la presidenta, así como el carismático alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, al que muchos consideran ya como el candidato más firme del partido de cara a las elecciones presidenciales de 2018, en las que el PMDB acudirá por primera vez en solitario.

    Sin embargo, a pesar de la oleada de apoyo de prominentes miembros del PMDB, continua en duda el papel del vicepresidente de la República y líder nacional del partido, Michel Temer, quien desde el pasado mes de noviembre mantiene una fuerte tensión con la presidenta Dilma Rousseff, a quien llegó a dirigir una carta en la que se autocalificó como un "vicepresidente decorativo".

    Cabe recordar que Temer asumiría la presidencia de Brasil hasta el fin del mandato el 1 de enero de 2018, en caso de que el juicio político a Rousseff acabase siendo aprobado en el Congreso Nacional, una circunstancia que todos los analistas políticos del país relacionaron con su repentina crítica a la presidenta Rousseff que, a la postre, solamente sirvió para deteriorar gravemente su imagen ante la opinión pública del país, que le tachó de oportunista.

    Además:

    Lula dice que el 'impeachment' contra Rousseff no tiene "base jurídica ni sentido"
    Suspenden temporalmente el proceso de 'impeachment' contra Rousseff
    "Con el juicio a Rousseff, Brasil tiene ahora tres crisis superpuestas"
    Etiquetas:
    impeachment, Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB), Dilma Rousseff, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik