En directo
    Presidente de Bolivia, Evo Morales durante la presentación de la ley contra la corrupción

    La corrupción en la justicia y la policía, el lado oscuro de 2015 en Bolivia

    © AFP 2019 / Aizar Raldes
    América Latina
    URL corto
    0 31

    Los altos niveles de corrupción en la justicia y la policía boliviana han dejado un sinsabor en el 2015 que queda atrás coincidieron en señalar autoridades del Gobierno boliviano y analistas políticos este jueves a medios de comunicación locales.

    "Sin duda la corrupción y la ineficiencia de la Justicia es una deuda pendiente para el Estado boliviano", dijo este jueves el viceministro de Justicia Diego Jiménez, mientras que el analista político, Carlos Cordero advirtió que los niveles de corrupción en la cúpula policial "es preocupante para la institucionalidad democrática".

    Jiménez –entrevistado por el canal de televisión Abya Yala– explicó que el Gobierno boliviano prepara una Cumbre de la Justicia para encarar los graves problemas que aquejan a este órgano estatal, como es la retardación de justicia y la corrupción organizada en "consorcios de abogados, jueces y fiscales" que lucran con los litigantes.

    "Las cárceles están llenas no porque sean pequeñas o haya carencia de infraestructura, sino porque los proceso judiciales están olvidados en los tribunales", dijo el viceministro.

    El analista Cordero, quien además fue candidato de la opositora Unidad Nacional (UN) a la gobernación de La Paz, dijo que el Gobierno ha hecho poco para erradicar la corrupción en la justicia y que en los últimos años "ha desarrollado una política publicitaria electoral, permanente".

    Recordó que a inicios de diciembre el coronel Juan Carlos Tapia fue detenido en la ciudad de Santa Cruz con 42 kilos de cocaína en una seguidilla de casos que involucraron con el narcotráfico a otros jefes policiales durante este 2015.

    "La reforma de la justicia que encaró el presidente Evo Morales, por reconocimiento de ellos mismos, es el gran fracaso de este Gobierno. Es una vergüenza para todos los bolivianos que nuestras autoridades policiales sean las primeras involucradas en el tema del narcotráfico", dijo Cordero en declaraciones a Católica de Televisión.

    Por su parte el viceministro de Justicia admitió que la justicia boliviana requiere una reingeniería para que el Consejo de la Magistratura –que es el encargado de velar por la correcta administración de justicia– deje de ser un ente burocrático.

    "Los hechos de corrupción como el video del juez Marcelo Barrientos recibiendo una coima de dos mil dólares –en La Paz–, como el grado delincuencial que puede tener la acción de la juez Patricia Gonzáles de Santa Cruz que liberó a un coronel que se lo encontró con las manos en la masa es una muestra de cómo opera la justicia", reconoció la autoridad.

    A principios de 2015, el Gobierno boliviano como las organizaciones sindicales afines tuvieron que hacer frente a las duras críticas generadas por la corrupción en el denominado Fondo de Desarrollo Indígena Campesino (Fondioc) que involucró a una decena de dirigentes vinculados al oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS), lo mismo que a la fecha están siendo procesados en la justicia.

    El presidente Evo Morales, en reiteradas declaraciones públicas, ha señalado que se sancionará a los corruptos "caiga quien caiga".

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    corrupción, Evo Morales, Carlos Cordero, Diego Jiménez, Bolivia