En directo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, aprovechó su visita al estado de Bahía este martes para denunciar nuevamente los intentos de la oposición del país por llevar adelante el juicio político en su contra basándose en la dudosa sentencia del TCU ya que el proceso “se convierte en golpe cuando no está sustentado en fundamentos legales”.

    “La Constitución es clara al respecto: solo puede haber impeachment en caso de crimen de responsabilidad fiscal. No existe contra mi ningún crimen de responsabilidad fiscal, ni siquiera he sido juzgada. Querer acortar los plazos para llegar a presidente y perder sistemáticamente las elecciones no son alegaciones previstas en la Constitución”, sentenció Rousseff en una clara referencia a la estrategia seguida por los partido de oposición.

    Bajo gritos de “no habrá golpe”, Rousseff sacó pecho de su mandato recordando que recibió 54 millones de votos en las elecciones de octubre de 2014 y que es necesario “tener coraje para enfrentarse a las dificultadas en un momento de crisis y ante quienes creen que la mejor forma de alcanzar la Presidencia es pasando por encima de la democracia”, para concluir que ha tenido “una vida ejemplar, en el paso y en el presente”.

    Precisamente este mismo martes, las palabras de Rousseff negando el haber cometido un crimen de responsabilidad fiscal, al no haber logrado alcanzar superávit en 2014 y 2015 debido al coste de los programas sociales de su gobierno, fueron subrayadas por el senador responsable de la Comisión de Presupuesto del Congreso, Acir Gurgacz, quien al contrario de lo que señaló el TCU recomendó aprobar las cuentas del gobierno de 2014.

    “Tenemos 14 estados que en ese mismo año no consiguieron cumplir la meta fiscal. Hicimos un informe basado en la Constitución y no solamente preocupados con la presidenta actual, sino con la gestión de los gobiernos estatales”, declaró Gurgacz señalando la incoherencia de que, según los argumentos del TCU, al menos 14 gobernadores de Brasil deberían sufrir procesos similares al de Rousseff por no cumplir la meta fiscal y recurrir al uso de “maquillaje contable” en 2014.

    Además:

    El Tribunal Supremo de Brasil avala la legalidad del proceso contra Rousseff
    El veredicto del Tribunal de Cuentas de Brasil es "político e interesado", dice experto
    El Supremo de Brasil frena el proceso de 'impeachment' contra Rousseff
    Etiquetas:
    impeachment, Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU), Acir Gurgacz, Dilma Rousseff, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook