Widgets Magazine
En directo
    Dilma Rousseff, presidenta de Brasil, durante la Сumbre de Mercosur en Luque, Paraguay

    Brasil presionará por el acuerdo con la UE en la Cumbre de Mercosur

    © AP Photo / Jorge Saenz
    América Latina
    URL corto
    0 00

    La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, aterrizó en la mañana de este lunes en Asunción (Paraguay) donde acudirá a la Cumbre semestral de Mercosur en la que podría dar una nueva vuelta de tuerca a su pretendido acuerdo comercial con la Unión Europea (UE) con el objetivo de su definitiva firma y puesta en vigor en 2016.

    Así lo adelantó en declaraciones el ministro de Exteriores brasileño, Mauro Vieira, quien recordó el consenso alcanzado alcanzado hace escasas semanas con su homologo francés, Laurent Fabius.

    "Reiteramos al ministro Fabius el deseo del Gobierno brasileño, de todo Mercosur, de pasar a la fase de intercambio de ofertas para que podamos, si es posible este año, concretarlas en Bruselas o en Asunción", dijo Vieira.

    Florisvaldo Fier, Alto Representante General del Mercosur y fundador del Partido de los Trabajadores de Brasil
    © Foto : Gabinete del Alto Representante General del MERCOSUR

    Por su parte, Rousseff, quien según su agenda oficial apenas pasará cuatro horas en Asunción, no dudaría en ejercer su liderazgo en el bloque junto al recién elegido presidente argentina, Mauricio Macri, como acordaron en su encuentro del pasado 4 de diciembre en Brasilia donde definieron como "prioritario" que la UE "cumpla el compromiso asumido en junio de 2015 y finalice su oferta lo antes posible".

    En este sentido, el comunicado oficial de la Presidencia de Brasil insistió en que la nueva presidencia temporal del bloque, que será asumida por el presidente uruguayo Tabaré Vázquez, deberá "profundizar el proceso de diálogo con los países de la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, México y Perú)" y el proceso de adhesión de Bolivia como socio de pleno derecho según lo firmado en junio de 2015, algo reforzado con la presencia de Evo Morales este lunes en Asunción.

    El giro imprimido al bloque por Macri y apoyado por Rousseff, quien necesita desesperadamente reactivar la maltrecha economía del país, han tenido como primer efecto la notable ausencia este lunes del presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien según el canciller paraguayo, Eladio Loizaga, no acudió por "compromisos internos" pero que según los medios de comunicación brasileños habría querido expresar su desacuerdo con la presencia de Macri.

    Cabe recordar que el argentino insistió durante toda su campaña presidencial de la necesidad de la aplicación de la llamada "cláusula democrática" de Mercosur contra el Gobierno de Maduro, una posibilidad que Rousseff dejó condicionada a la normalidad de las elecciones legislativas del pasado 6 de diciembre y que obligaron a la canciller argentina, Susana Malcorra, a reconocer la normalidad del proceso democrático en el país caribeño y el abandono de la postura de Argentina al respecto.

    "Acuerdo Mercosur-UE está en manos del bloque europeo"

    Rousseff afirmó que el Mercosur ya presentó una propuesta para un tratado de libre comercio con la Unión Europea (UE), por lo que su futuro depende ahora de Bruselas.

    "Los esfuerzos del presidente (paraguayo Horacio) Cartes muestran que hoy la decisión está del otro lado del Atlántico", expresó Rousseff, en referencia a las gestiones realizadas por el Mercosur (Mercado Común del Sur) durante la presidencia pro-témpore ejercida por Paraguay.

    Rousseff destacó que se buscó "un acuerdo equilibrado" con la UE, y llamó a los países del bloque sudamericano a privilegiar los intereses nacionales y regionales por sobre las cuestiones ideológicas en términos de integración.

    "El Mercosur tiene que acompañar sin presiones ideológicas las distintas propuestas de integración, privilegiando los intereses nacionales y regionales", sostuvo.

    En este sentido, la mandataria brasileña se refirió a los acuerdos que el Mercosur tiene con Colombia y con Cuba.

    Rousseff destacó que el acercamiento con La Habana va a permitir al Mercosur "estar bien posicionado" frente la apertura de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos.

    Resolver Asimetrías

    La presidenta de Brasil, quien enfrenta una grave crisis política en su país, habló durante su discurso sobre la actual situación económica de la región y advirtió que los países del bloque deberán hacer frente a esta nueva etapa marcada por el descenso de los precios de las materias primas.

    "Vamos a tener que convivir por un período significativo (de tiempo) con el (descenso) del precio de las commodities", expresó Rousseff y agregó: "Precisamos adaptarnos a los cambios" en la economía global.

    Sobre este punto, la mandataria destacó la aprobación de un protocolo de inversiones del bloque.

    Estas "permitirán que superemos las dificultades económicas actuales", afirmó.

    Finalmente, Rousseff señaló que el Mercosur es "fundamental para el proyecto de desarrollo brasileño", al tiempo que recordó que el crecimiento de su país "tiene efectos positivos en la región".

    El Mercosur, nacido en 1991, está integrado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela, y tiene a Bolivia en proceso de adhesión.

    Son además estados asociados Chile, Colombia, Ecuador, Perú, Guyana y Surinam, mientras que México y Nueva Zelanda se mantienen como estados observadores.

    Además:

    Rousseff busca el acuerdo comercial UE-Mercosur sin contar con Argentina
    Crisis de Brasil y proteccionismo de Argentina dificultan negociación Mercosur-UE
    Argentina anuncia que Mercosur no firmará un TLC con la UE
    Etiquetas:
    cooperación, acuerdo, Mercosur, UE, Mauro Vieira, Dilma Rousseff, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik