En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    El nuevo ministro de Finanzas de Brasil, Nelson Barbosa, asumirá en la tarde de este lunes su cargo con la vista puesta en la gráfica de la Bolsa de Sao Paulo, ya que el pasado viernes los mercados recibieron con fuertes caídas la salida del anterior ministro, Joaquim Levy.

    Barbosa conversará este mismo lunes con representantes de varios fondos de inversión internacionales sobre la estrategia fiscal que aplicará a partir de ahora y que, según todas las informaciones, tendrá por objeto solucionar el pago de los 57.000 millones de reales (14.361 millones de dólares) que el Estado debe a los bancos públicos, lo que fue calificado por el Tribunal de Cuentas como "maquillaje contable".

    "El compromiso con la estabilidad fiscal se mantiene igual: si cada una hace su parte, y nosotros estamos haciendo nuestra parte, conseguiremos superar los desafíos muchos más rápidamente de lo que la gente espera", declaró Barbosa el pasado viernes cuando la salida del neoliberal Levy provocó una caída del más del 2 por ciento de la Bolsa de Sao Paulo y un aumento del precio del dólar de 1,48 por ciento alcanzando los 3,947 reales brasileños.

    El perfil técnico de Barbosa, quien puede ser considerado un economista "desarrollista", no resultaría completamente del agrado de los mercados a pesar de que cuenta con una intachable reputación desde que comenzó su actividad en los gobiernos del Partido de los Trabajadores (PT) desde 2003, habiendo asumido diferentes secretarías en el Ministerio de Finanzas y hasta hace unos días el cargo de ministro de Planificación.

    Como primera mala noticia del día, el Banco Central de Brasil revisó nuevamente su previsión de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) en 2015, situándola en una caída del 3,7 por ciento, es decir, un aumento negativo del 0,08 por ciento respecto a la semana anterior y el peor resultado para la mayor economía de Latinoamérica desde 1990.

    Además, situó el nivel de inflación en un preocupante 10,7 por ciento quedando cerca de duplicar la meta del Gobierno del 6,5 por ciento.

    Además:

    La inflación oficial en Brasil alcanza el 10,71%, el mayor valor desde 2002
    Ministro de Hacienda de Brasil compara la posible rebaja de Moody's con el fútbol
    El real brasileño continúa su desplome frente al dólar
    Etiquetas:
    economía, Joaquim Levy, Nelson Barbosa, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook