En directo
    América Latina
    URL corto
    0 12
    Síguenos en

    El triunfo de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en las elecciones legislativas de Venezuela debería traducirse en una transición lenta, sin cortes abruptos de las políticas sociales del chavismo y con un claro enfoque en restablecer la economía, dijeron este jueves analistas colombianos consultados por Sputnik Nóvosti.

    "El Gobierno de Nicolás Maduro debe tener capacidad de generar iniciativas para adoptar las reformas necesarias sugeridas por la oposición; debe ser consciente de que la crisis existe, es real y muy profunda, por lo que su solución no da plazos", dijo el catedrático e historiador de la Universidad Nacional de Colombia, Medófilo Medina.

    Los programas sociales que sostiene el Gobierno de Maduro se encuentran en situación precaria, y para evitar su desaparición es necesario reorientar la economía, en opinión de Medina, quien hizo parte de la Juventud Comunista colombiana.

    "Hay que proveer el flujo de recursos para mantener parte de lo que las misiones (programas sociales) crearon; obviamente, la oposición que llega está influenciada por pautas neoliberales, pero un ala del Gobierno debe generar alianzas con la MUD que permitan asegurar que las políticas redistributivas del chavismo se mantengan, para lo cual es imperativa una reforma económica", opinó.

    Para el catedrático, puede ser positivo para el país si el Gobierno toma nota de las reformas necesarias, "ya que en el mundo bolivariano se han expresado, desde hace cierto tiempo, críticas fuertes y propuestas en el plano económico y político".

    En las elecciones del domingo, la MUD se alzó con 112 de los 167 escaños de la Asamblea Nacional, mientras el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela retuvo 55.

    El internacionalista Jairo Libreros advirtió por su parte que "los votos de la oposición son también de personas que se han beneficiado de planes asistenciales del Estado, esto es casi un 39 por ciento de votos de chavistas que aun así respaldan a la MUD".

    Por eso, conjeturó, "sería un suicidio" para la MUD pensar en cortar los planes sociales, pues perdería buena parte del respaldo que obtuvo en los comicios del domingo.

    Reinventar el país

    La politóloga Marcela Prieto, directora de una división de la revista Semana que analiza asuntos de coyuntura de Colombia y la región, también hizo énfasis en que Venezuela no puede tirar por la borda las políticas sociales vigentes.

    "Muchas de ellas ni siquiera es conveniente desmontarlas, ya que afectan a una población muy desigual económicamente", señaló Prieto.

    Para la analista, "la transformación deberá ser muy lenta", para que los pasos "sean seguros" y permitan a los ciudadanos "reinventar" su país, para no repetir el modelo previo al chavismo que tampoco beneficiaba al Estado, recalcó Prieto.

    La analista observó que la MUD, una coalición de grupos opositores que van de la derecha a la centroizquierda, debe preocuparse ahora por aliviar las tensiones que existen en su interior "y que probablemente se pasaron de soslayo ante las circunstancias que llevaron a sus miembros a unirse contra el oficialismo".

    Amnistía y economía de mercado

    Desde una perspectiva neoliberal, el analista Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos, estima que la tarea más importante es liberar a los dirigentes opositores presos y restablecer la economía de mercado y el régimen cambiario libre.

    Hay que "lograr una ley de amnistía para la libertad de los presos políticos", sobre la cual Maduro ya ha blandido la amenaza de veto.

    Restrepo espera que la Asamblea Nacional adopte reformas de la banca central, así como para "frenar y revertir el proceso de nacionalización" de empresas y permitir la libertad de precios y cambiaria.

    En Venezuela impera un control de cambios con tres paridades oficiales, de seis, 12 y 200 bolívares por dólar, además de un mercado negro donde la divisa se cambia a 800 bolívares.

    Para Medina, en cambio, la corrupción fue "el pecado" que deterioró el sistema de control de cambios, "una política muy justa en 2003, cuando se tomó, pero que se fue desgastando y dando lugar a unos elementos de corrupción inocultables".

    Medina y Restrepo coincidieron en que oposición y oficialismo deben ser capaces de advertir que están frente a un periodo de cohabitación, lo que implica para la MUD renunciar al triunfalismo y para el Gobierno abandonar las actitudes derrotistas.

    Además:

    "Presidente venezolano Maduro arriesga más derrotas si no cambia"
    Analistas y políticos de Colombia discrepan sobre elecciones en Venezuela
    Cambios abruptos de la oposición podrían desestabilizar Venezuela, dice experto
    Etiquetas:
    chavismo, CERAC (Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos), PSUV, MUD, Universidad Nacional de Colombia, Asamblea Nacional de Venezuela, Marcela Prieto, Medófilo Medina, Jorge Restrepo, Nicolás Maduro, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik