En directo
    América Latina
    URL corto
    Mauricio Macri gana presidenciales en Argentina (63)
    0 31
    Síguenos en

    La victoria de Mauricio Macri en las elecciones de Argentina hace diez días impulsó la efervescencia de la derecha brasileña para promover la caída del Gobierno de Dilma Rousseff, indicó a Sputnik Nóvosti el politólogo y sociólogo argentino Atilio Borón.

    "Se trata de un plan que ha sido precipitado por el triunfo de Macri en los comicios de Argentina, que le dio ánimos a la derecha brasileña para tratar de avanzar en el proceso contra la mandataria brasileña", incidió Borón.

    A juicio del politólogo, doctorado en Ciencia Política por la Universidad estadounidense de Harvard, el juicio político contra la mandataria brasileña no es probable que avance.

    "No obstante, estas tentativas van a acosar al gobierno de Dilma Rousseff en los próximos meses, y la van a tener bastante paralizada", reflexionó.

    No hay demasiadas pruebas que involucren a la jefa de Estado brasileña que puedan hoy por hoy arrebatarle la presidencia, concedió el argentino.

    "Será muy difícil comprobar que ella ha tenido algo que ver. Hasta donde sabemos, Rousseff está limpia, no es una persona demasiado involucrada directamente en este proceso de corrupción".

    El analista recordó que distintos casos de corrupción que atañían a la empresa estatal Petrobrás han ocurrido durante su mandato, pero que esos mismos escándalos que han salido a la luz ahora tuvieron lugar durante todos los Gobiernos anteriores de Brasil.

    "De ahí a poder constatar que Rousseff está involucrada, hay un trecho", juzgó el analista.

    PELIGRO PARA GOBERNABILIDAD DE BRASIL

    Borón alertó, no obstante, de que con el juicio político abierto contra la presidenta peligra la gobernabilidad en Brasil.

    "La situación económica del país seguramente se va a agravar con el proceso del juicio político. Estamos hablando de una crisis que sería comparable a la Gran Depresión de los años 30", alertó.

    Ante una situación tan delicada para ella, el objetivo del juicio contra Rousseff pasa por escarmentar al Ejecutivo del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) y también al pueblo brasileño.

    "La idea es que saquen de la agenda cualquier tentativa de tener un Gobierno de izquierdas en los próximos 20-30 años", previno Borón.

    El politólogo destacó que en su segunda legislatura, la mandataria ha colocado los cinco cargos clave de su gabinete a representantes neoliberales.

    "No le ha servido colocar en el Gobierno al ministro de Economía, al de Agricultura y al de Industria, todos de tendencia neoliberal", indicó. "A esos hay que sumarle el cargo máximo del Banco Central y el de Cancillería".

    Estas concesiones no han sido suficientes "porque los opositores de Rousseff no se conforman con medidas de apaciguamiento, sino que los vuelve más feroces", razonó Borón.

    Si junto a la próxima gestión de Macri en Argentina se llega a producir una caída del Gobierno brasileño, el panorama de América Latina se ensombrecería durante bastante tiempo.

    "Ojalá las elecciones legislativas en Venezuela este domingo sean razonablemente favorables para el chavismo, pero el panorama regional ya está adquiriendo una tonalidad poco promisoria", señaló.

    REACCION DE ROUSSEF

    El Ejecutivo de la presidenta tiene poco margen de maniobra, pero el politólogo cree que podría intentar recuperar la confianza de las bases populares.

    "Lo que podría hacer es una convocatoria popular para defender su Gobierno, pero como lo ha entregado a la derecha, es poco probable que salga la gente salga a luchar con ella", incidió Borón.

    También le beneficiaría un cambio en su política económica, de modo que sea más favorable a sectores desfavorecidos, para que despierte en ellos cierto entusiasmo que respalde en las calles su supervivencia política.

    "Poco más puede conseguir", concluyó Atilio Borón. "Si Macri no hubiera ganado en Argentina, no creo que la derecha se hubiera envalentonado tanto en Brasil".

    Con el objetivo de destituir a la presidente, el presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Eduardo Cunha, autorizó este miércoles la apertura de un juicio político en su contra tras avalar una acusación contra Rousseff por presuntas irregularidades fiscales ocurridas en 2015.

    Tema:
    Mauricio Macri gana presidenciales en Argentina (63)

    Además:

    Rousseff tacha el impeachment como un 'chantaje' de Cunha a la democracia
    Opinión: "Argentina siempre va a tener más que perder si se enfrenta a Brasil"
    Latinoamérica no cambiará tanto con Macri
    Etiquetas:
    impeachment, Partido de los Trabajadores, Mauricio Macri, Dilma Rousseff, Argentina, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook