En directo
    América Latina
    URL corto
    0 05
    Síguenos en

    Causas naturales podrían haber generado la muerte de 337 ballenas en la Patagonia chilena (sur) en los últimos meses, indicaron este miércoles fuentes científicas a Sputnik Nóvosti.

    "Se barajan todas las causas no humanas. Puede deberse a un virus, a mareas rojas (incremento de microalgas que pueden producir toxinas) a enfermedades desconocidas… aún lo estamos estudiando", indicó Carolina Gutstein, investigadora de la Universidad de Chile y del Consejo de Monumentos Nacionales (CMN).

    En el mes de abril, una expedición encabezada por la directora del Centro Científico Huinay, Vreni Häussermann, halló los cadáveres de 20 ballenas de la especie Sei en el Golfo de Penas, al sur de Chile, una zona de difícil acceso "tremendamente remota, de mar muy abierto y profundo", aseguró Gutstein a esta agencia.

    Las malas condiciones climatológicas y la búsqueda de financiación privada (lo aportó el fondo Waitt Program-National Geographic) retrasaron hasta el mes de junio otro sobrevuelo en la zona para evaluar mediante fotos aéreas y satelitales si existían más ejemplares muertos; fue entonces cuando los científicos descubrieron más de 330 cadáveres.

    Investigación de la Fiscalía

    Actualmente la zona "se encuentra embargada", explicó Gutstein, ya que "la Fiscalía aún investiga la posibilidad de que se trate de un crimen ambiental" pese a que los científicos ya descartaron causas antropogénicas (intervención humana) en el varamiento.

    El hallazgo de las carcasas (cadáveres) de estos ejemplares, uno de los mayores registrados hasta el momento, "confirma la existencia de la especie en el sector", agregó la investigadora.

    "Con animales marinos a veces es complicado tener datos sobre dónde habitan y cómo es su biología. Por eso las carcasas son importantes para determinar qué zonas ocupan", señaló Gutstein.

    Teniendo en cuenta esa información, el Estado de Chile, a través del Consejo de Monumentos Nacionales, "buscará proteger estas áreas mediante la elaboración de un expediente de declaratoria que presentará al Ministerio de Medio Ambiente para que sea declarado como Santuario de la Naturaleza", señaló a Sputnik Nóvosti el geógrafo Pablo Aranda, encargado de la Comisión de Patrimonio Natural del CMN.

    El área de protección a considerar "dependerá de los resultados de la investigación científica" que se está llevado a cabo, puntualizó Aranda.

    El CMN es un organismo que depende del Ministerio de Educación de Chile que se encarga de la protección y defensa del patrimonio de carácter monumental.

    Una especie poco conocida

    La ballena Sei pertenece a la familia de las rorcuales, pueden medir hasta 18 metros de largo, se alimentan de pequeños peces y se trata de una especie en peligro de extinción.

    "Se sabe muy poco de la biología de la especie y no existen buenas estimaciones del número poblacional desde el fin de la cacería de ballenas en aguas chilenas", sostuvo Gutstein.

    La investigación final sobre el varamiento de estas ballenas se publicará próximamente en una revista científica.

    Etiquetas:
    ballenas, Chile
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook