Widgets Magazine
En directo
    Un documento desclasificado de la CIA, que confirma la implicacion de Pinochet  en el plan Cóndor

    Cumple 40 años el Plan Cóndor, la mayor operación de crímenes de Estado de Suramérica

    © AFP 2019 /
    América Latina
    URL corto
    0 51

    El Plan Cóndor, una operación de persecución y asesinato que duró dos décadas e involucró a ocho regímenes de América del Sur, cumple esta semana 40 años, con la justicia pendiente en muchos países y un importante proceso en curso en Argentina.

    "Mi primer torturador fue un chileno, después me torturó un argentino y yo los reconocí por sus acentos", dijo a Sputnik Nóvosti el paraguayo Martín Almada sobre la primera señal que tuvo del Plan Cóndor tras su detención, de 1974 a 1977.

    Martín Almada, de 78 años, dedicó parte de su vida a investigar la muerte de su mujer bajo torturas y se hizo mundialmente famoso cuando descubrió los "archivos del terror" del Plan Cóndor, una experiencia que narró a Sputnik Nóvosti en una entrevista telefónica exclusiva desde Asunción.

    "En la celda contigua está un argentino, Amílcar Santucho (hermano del líder de la guerrilla del ERP, Roberto Santucho) quien me cuenta que cayó junto con el chileno Jorge Fuentes Alarcón y que fueron sometidos a un tribunal militar, exactamente como yo", contó Almada.

    Cuando fue puesto en libertad, "quería saber dos cosas: cómo murió mi esposa, porque me dijeron que se había suicidado, y por qué militares extranjeros me torturaban en mi país", añadió.

    Infraestructura de la CIA

    Se calcula que hubo unos 50.00 muertos, 30.000 desaparecidos y 400.000 presos en el marco del ese operativo militar, según cifras que no han podido ser corroboradas oficialmente.

    El artífice del Plan Cóndor fue el coronel chileno Manuel Contreras, fundador de la policía secreta DINA, a las órdenes del dictador Augusto Pinochet.

    Henry Kissinger, secretario de Estado (canciller) de Estados Unidos durante la presidencia de Richard Nixon, ha sido señalado como el autor e ideólogo del Plan Cóndor.

    Su oficialización en noviembre de 1975 "implicó un salto cualitativo, se vuelve sistemático y coordinado, con una base de datos común y el sistema de comunicación Condortel", describió a Sputnik Nóvosti la doctora en ciencia política por la Universidad de Oxford, Francesca Lessa.

    "Fue totalmente inédito, aunque se venía poniendo en práctica desde unos años antes", añadió Lessa.

    Vicky Peláez
    © Foto : Vicky Peláez
    El plan Cóndor contaba con una avanzada red de comunicación, que consistía en un télex y una línea telefónica exclusiva. Cada país miembro se identificaba con un número; así Chile era Cóndor uno, Argentina, Cóndor dos, Uruguay, Cóndor tres, Paraguay, Cóndor cuatro, y Bolivia, Cóndor cinco.

    "Brasil, Ecuador y Perú se unieron más tarde como Cóndor seis, siete y ocho" respectivamente, describió el investigador John Dinges en su libro de 2004 "The Condor Years: How Pinochet and His Allies Brought Terrorism to Three Continents" (Los años del Cóndor: Cómo Pinochet y sus aliados llevaron el terrorismo a tres continentes).

    La infraestructura fue suministrada por la agencia central de inteligencia CIA de EEUU, que también entrenó a la DINA en el uso de las computadoras, según la investigación de Dinges, basada en miles de documentos desclasificados.

    El centro de información contaba con cuatro divisiones, un banco de datos, registros policiales, microfilms y computadores.

    Lea más: Hasta el fútbol entre las víctimas del Plan Cóndor

    Los mensajes se codificaban con un sistema muy básico que modificaba el orden de las letras en las palabras y más tarde "con un dispositivo de encriptado automático que fue instalado en cada terminal de télex del Condortel", dice Dinges.

    Los servicios de inteligencia también empleaban una red de radio de alcance continental, cuyo transmisor central, suministrado por el ejército de EEUU, se encontraba en la zona del Canal de Panamá.

    Cóndor al banquillo

    En Buenos Aires, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Número 1 está en las etapas finales de un proceso que comenzó en 1999 con la denuncia de seis familiares de personas desaparecidas en Buenos Aires y Montevideo entre 1976 y 1978.

    La etapa oral se abrió en marzo de 2013 contra 18 acusados de tres crímenes: asociación ilícita internacional, privación ilegal de la libertad y torturas, cometidos en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay contra 173 víctimas uruguayas, chilenas y paraguayas, aunque también hay argentinos y bolivianos.

    Para la politóloga Francesca Lessa "se trata del gran proceso al Cóndor", y no solo por la cantidad de documentos, recopilados y los más de 500 testigos que han desfilado por los estrados.

    Tal como el Cóndor no registra casi antecedentes en la historia moderna, este juicio también es único, según Lessa, "porque abarca a víctimas de todas las nacionalidades, casos elegidos por ser representativos de cómo funcionaba la operación en la región".

    Concluido el alegato del fiscal, las audiencias están en receso y para diciembre la defensa tomará la palabra. Lessa estima que habrá sentencia en marzo o abril del año próximo.

    Etiquetas:
    Operación Cóndor, CIA, Martín Almada, John Dinges, Manuel Contreras, Henry Kissinger, Augusto Pinochet, América del Sur, Paraguay, Argentina, Chile, Uruguay, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik