En directo
    América Latina
    URL corto
    Legalización de la marihuana en América Latina (64)
    0 0 0
    Síguenos en

    Mientras la Suprema Corte de México aprobó en la tarde del miércoles el uso de marihuana para fines lúdicos y recreativos, la discusión en el Tribunal Supremo Federal (TSF) de Brasil parece estar lejos de un desenlace a pesar de la postura favorable de su presidente, Gilmar Mendes.

    Desde 2011, el TSF brasileño intenta decidir la constitucionalidad del artículo 28 de la Ley Antidrogas (11.343/2006) que establece el porte y uso de cualquier tipo o cantidad de droga, desde marihuana a cocaína, como un delito penado con servicios a la comunidad aunque podría conllevar pena de cárcel en los casos de reincidencia o de individuos con antecedentes penales.

    Con un porcentaje de consumidores habituales de entre el 3 y el 5 por ciento de su población, según los datos de la Asociación Paulista para el Desarrollo de la Medicina (APDM), y un 27% de su población carcelaria respondiendo por tráfico de drogas, la más reciente encuesta del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) apuntó que el 79 por ciento de los brasileños estarían en contra de una eventual legalización de la marihuana en el país.

    En declaraciones a Sputnik Nóvosti, el doctor en Sociología de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y profesor de Ciencias Sociales de la Universidad Estatal de Río de Janeiro (UERJ), Ignácio Cano, explicó que debido a la composición del Congreso Nacional brasileño y la fuerte influencia de la opinión pública del país sería muy difícil que Brasil aprobase una ley similar a la de México.

    "A pesar de que la discusión ya está en el Supremo brasileño desde hace tiempo, la composición del Congreso Nacional y los proyectos de corte conservador que están impulsando me hacen mantener un punto de vista muy pesimista sobre el asunto", comentó Cano quien cree que la única manera de que Brasil avance en este sentido sería a través de la presión internacional.

    "Si los proyectos que se están llevando a cabo en Chile, Uruguay o México salen adelante y finalmente Estados Unidos avanza hacia la completa legalización de las drogas blandas, entonces sí resulta posible que la presión internacional haga cambiar la postura de Brasil sobre el asunto", añadió el experto que recordó que "Brasil no tiene la osadía de enfrentarse a un asunto que genera tantísima división social".

    En su opinión, el peso del narcotráfico en el país y la violencia que genera actúa como "un freno para el proceso" cuando, paradójicamente, debería actuar como un aliciente: "Es evidente que la legalización del porte y consumo de la marihuana eliminaría en gran medida el crimen, la corrupción así como de la violencia generada por el narcotráfico en todo el país. Aunque también es evidente que estas mismas mafias encontrarían nuevas maneras de garantizar su lucro".

    Tema: Narcotráfico, amenaza global

    Por último, Cano comentó que en el caso concreto de la marihuana "las posibilidades de autoproducción que esta substancia ofrece a sus consumidores es una gran ventaja ya que con la legalización de su consumo personal se desactivaría toda actividad ilícita y lucro en torno a su producción y distribución. Algo que no sería posible aplicar a otras drogas de producción compleja como la cocaína".

    Tema:
    Legalización de la marihuana en América Latina (64)

    Además:

    Un brasileño crea una app para saber quien fuma marihuana en los alrededores
    "México enfrenta sus prejuicios y tabús sobre la marihuana"
    Consumidores de marihuana quieren alejarse del crimen organizado en México
    Gobierno chileno comienza a definir criterios para despenalizar la marihuana
    Colombia aplaza la propuesta para legalizar la marihuana con fines medicinales
    La marihuana llega a Wall Street
    Etiquetas:
    marihuana, legalización, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook