En directo
    América Latina
    URL corto
    Elecciones presidenciales en Argentina 2015 (122)
    0 32
    Síguenos en

    Los resultados de los comicios presidenciales del domingo en Argentina no se apartarán de las últimas encuestas, que dan ganador en primera vuelta al oficialista Daniel Scioli, del Frente para la Victoria (FpV), dijeron analistas a Sputnik Nóvosti, aunque algunas fuentes estimaron que un eventual balotaje sería una derrota para el oficialismo.

    "Gana Scioli; (el opositor Mauricio) Macri no llega al 30 por ciento", dijo a Sputnik Nóvosti el politólogo especializado en estudios electorales, Diego Reynoso, investigador titular del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet).

    Según Reynoso, incluso en un eventual balotaje ganaría el candidato del FpV, ya que "muchos votos" de Sergio Massa, tercero en los sondeos y postulante de la coalición Unidos por una Nueva Alternativa (centroderecha), "van a ir a Scioli" y no a Macri.

    Para triunfar en primera vuelta, un candidato debe obtener más del 45 por ciento de los votos, o más de 40 por ciento y superar en 10 puntos porcentuales a su competidor más cercano.

    En las elecciones primarias, celebradas en agosto, Scioli obtuvo alrededor del 40 por ciento de los votos; Macri, de la coalición centroderechista Cambiemos, estuvo cerca del 30 por ciento, y Massa en el entorno del 20 por ciento, cifras que se han mantenido sin cambios desde entonces, según los sondeos.

    El politólogo Marcos Novaro consideró por su parte que Scioli tiene "más chance de ganar en primera vuelta" y que su triunfo "no es seguro, pero sí posible", ya que "las posibilidades de Macri son pocas", dijo a Sputnik Nóvosti.

    Novaro es director del programa de historia política del Instituto de Investigaciones Gino Germani de la Universidad de Buenos Aires.

    De manera menos contundente se manifestó Gerardo Aboy, politólogo que también integra el Conicet y para quien "el final es abierto".

    "Hay muchas dudas sobre si Scioli supera el 40 por ciento, que es lo más difícil, como si saca 10 puntos sobre Macri", dijo Aboy a esta agencia.

    Estas "son las elecciones más inciertas desde la vuelta a la democracia, junto con las de 1983, cuando se creía que ganaba el peronismo y ganó el radicalismo", señaló, si bien por entonces "las encuestadoras estaban empezando", matizó.

    En 1983, las primeras elecciones democráticas tras la última dictadura militar que se instaló en 1976, el candidato de la Unión Cívica Radical, Raúl Alfonsín, venció al peronista Ítalo Luder, aun cuando era generalizada la percepción de que este último resultaría victorioso.

    Segunda vuelta

    Dos de los analistas consultados coinciden en que una segunda vuelta sería una derrota para el oficialismo.

    "Si hay balotaje va a ser un golpe bastante duro", dijo Aboy, porque sería "difícil" para el Gobierno "levantar la imagen de derrota" de su candidato.

    "Si no gana (en primera vuelta), Scioli la corre de atrás; Macri va a ser el ganador y el Gobierno el derrotado", opinó.

    Por su parte, el politólogo Novaro estimó que si Scioli no logra imponerse este domingo, "al oficialismo se le viene el mundo abajo", ya que "hay una paz agarrada con alfileres", añadió, en referencia al vínculo entre el candidato y algunos sectores del FpV.

    "Scioli no arrastró votos solo; no juntó esa mayoría heterogénea que muchos esperaban", lo que ha dado lugar a críticas desde la interna de su partido, analizó Novaro.

    Para alinear a las filas oficialistas detrás de la candidatura de Scioli "se disciplinó mucho al Gobierno", observó.

    En opinión de Reynoso, sin embargo, un eventual balotaje podría favorecer a Scioli si este logra imponer un discurso polarizado.

    "Si se activa el clivaje peronismo, anti-peronismo", esto juega "holgadamente" a favor de Scioli, opinó.

    De acuerdo al investigador del Conicet, en la segunda vuelta, "muchos votos" de Massa irían a Scioli y no a Macri.

    Aboy en cambio estimó que el voto a Massa es "complejo y mixto".

    Si bien se ha estimado que en una segunda vuelta el electorado de Massa se inclinaría en 60 por ciento para Scioli y 40 por ciento para Macri, "es difícil determinarlo", indicó Aboy.

    Desde que se introdujo el mecanismo de la segunda vuelta para la elección presidencial, en la reforma constitucional de 1994, esta no se ha utilizado.

    El entonces presidente Menem fue reelegido en 1995 en primera vuelta; tampoco el fallido Fernando de la Rúa (1999-2001) precisó del balotaje para llegar a la presidencia.

    En cambio, Néstor Kirchner (2003-2007) lo hubiera requerido, pues en los comicios de abril de 2003 quedó segundo, detrás del expresidente Menem, pero este renunció a presentarse al balotaje y su contrincante fue automáticamente el ganador.

    La actual presidenta Cristina Fernández triunfó en primera vuelta en sus dos candidaturas, la de 2007 y la de 2011.

    Este domingo se celebrarán elecciones presidenciales, legislativas parciales y de gobernaciones de 11 provincias. Si los resultados no arrojan una fórmula presidencial ganadora, los dos candidatos más votados irán a segunda vuelta el 22 de noviembre.

    El próximo presidente argentino asumirá el 10 de diciembre.

    Tema:
    Elecciones presidenciales en Argentina 2015 (122)

    Además:

    Argentina llega a las elecciones del domingo con claroscuros económicos
    Iglesia Católica de Argentina pide elecciones transparentes
    Varias provincias argentinas carecen de capacidad institucional para celebrar elecciones
    Etiquetas:
    elecciones presidenciales, Mauricio Macri, Sergio Massa, Daniel Scioli, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook