13:05 GMT +310 Diciembre 2019
En directo
    El presidente de Bolivia, Evo Morales

    Evo Morales rompe récord de permanencia presidencial en la historia de Bolivia

    © REUTERS / Alessandro Bianchi
    América Latina
    URL corto
    Por
    0 101
    Síguenos en

    El boliviano Evo Morales quiebra este sábado el récord de permanencia en la Presidencia de este país, lo que define más allá de juicios de valor la trascendencia histórica de su Gobierno, dijeron a Sputnik Nóvosti fuentes políticas y académicas.

    Morales cumple nueve años, ocho meses y 24 días en la Presidencia, marca que ostentaba hasta ahora el mariscal Andrés de Santa Cruz (1829-1839).

    La politóloga y diputada de la opositora Unidad Demócrata, Jimena Costa, hizo notar que Santa Cruz gobernó "en la época inmediatamente posterior a la fundación republicana, en un período en el que recién se estaban construyendo las instituciones".

    El siguiente mandatario con mayor permanencia en el cargo fue Hugo Banzer, con seis años y 11 meses entre 1971 y 1978, "pero estamos hablando de un periodo dictatorial", explicó Costa a Sputnik Nóvosti, por lo que "hay que tomar en cuenta que durante el siglo XX el único que permaneció tanto tiempo en el poder fue un dictador", concluyó Costa.

    "Es definitivamente una marca impresionante y, más allá de los juicios valorativos, define la trascendencia histórica de este Gobierno", dijo por su parte a Sputnik Nóvosti el doctor en ciencias políticas Diego Ayo, articulista y académico.

    Ascenso de nuevas élites

    El Gobierno de Morales se inició en 2006, "en la era republicana que concluyó con la promulgación de la Constitución de 2009, cuando también comienza la era del Estado Plurinacional de Bolivia", observó Ayo.

    Evo Morales, presidente de Bolivia
    © AFP 2019 / Johan Ordonez
    "Es una década que refleja precisamente el ascenso súbito de nuevos grupos de poder a la política y a la economía", agregó.

    El dato mismo de la duración de la Presidencia "tiene un correlato en las estructuras de poder y en las estructuras económicas", subrayó Ayo.

    Para la historiadora María Luisa Soux, parte de un colectivo que publicó este año la obra en seis tomos "Bolivia, su historia", este "es un hito más que se da gracias a que la nueva Constitución permite la reelección".

    En su opinión, "hay que analizar por qué ciertos presidentes en ciertos casos han estado más tiempo del que establecía la Constitución", porque Bolivia tuvo largos períodos de mandatos de facto, golpes de Estado e inestabilidad política.

    Cuestionamientos a una nueva reelección

    Para Ayo, una evaluación de esta etapa podrá hacerse en 2150 cuando, a su juicio, Morales será visto como el mandatario más relevante de este país.

    Sin embargo, "coyunturalmente, soy un convencido de que una reelección más sería nefasta", dijo el analista, en referencia al proyecto del gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS) de reformar la Constitución para permitir que Morales vuelva a aspirar a la primera magistratura en los comicios de 2019.

    Ayo estimó que esa prórroga induce a una falta de renovación de ideas.

    "Estamos estancados, el modelo que ha promocionado Evo Morales está prácticamente agotado", arguyó, pues la matriz económica se sigue basando en la extracción de recursos naturales, como en la extinta República.

    Desde el lado opositor, la diputada Costa llamó a reflexionar sobre la Presidencia de Morales y la conveniencia de que se prolongue más allá de enero de 2020.

    El analista Mario Maldonado, expresidente de la Asociación de Periodistas de La Paz, también advirtió que "la perpetuación en el mando de cualquier actividad humana no solamente lleva a la corrupción sino a una laxitud (…) y se centra en el campo peligroso de creerse dueño de una situación".

    Hay "dramáticos ejemplos en varios países asiáticos y africanos, donde las largas permanencias han dado lugar a sangrientos procesos" para "buscar gobiernos nuevos", advirtió.

    Primero en varios ámbitos

    Siga o no otro período, Morales ya será recordado como el primer presidente de origen indígena elegido en las urnas, pues el otro aymara que ocupó la silla presidencial, Víctor Hugo Cárdenas, lo hizo solo en ausencia del entonces mandatario Gonzalo Sánchez de Lozada, de quien fue vicepresidente entre 1993 y 1997.

    Pero Morales es también el primero en ganar elecciones generales (tres consecutivas) con más del 50 por ciento de votos, en un país que por más de 25 años tuvo mandatarios elegidos apenas por coaliciones parlamentarias.

    Líder natural y depositario de la confianza de sindicatos y campesinos, Morales condujo el proceso que estableció bases constitucionales totalmente nuevas para este país en 2009.

    Otro paso fundamental de su gestión fue llevar el reclamo de salida al mar contra Chile a la Corte Internacional de Justicia, algo que ningún Gobierno se había planteado en los 136 años anteriores.

    Sus medidas de distribución de la riqueza de la renta petrolera permitieron abatir a la mitad la desnutrición y el hambre, mientras el país lograba el mayor crecimiento del Producto Interno Bruto de la región, con lo que dejó de ser un receptor de ayuda para pasar al club de economías de ingresos medios.

    "Es un momento verdaderamente excepcional para el pueblo boliviano, y lo decimos con mucha humildad; hay un gran trabajo del presidente y es una fecha para recordar y que quedará grabada en la agenda positiva que se está escribiendo hace aproximadamente 10 años", dijo este viernes en conferencia de prensa el procurador general del Estado, Héctor Arce.

    Morales fue elegido por primera vez en diciembre de 2005, con 54 por ciento de los votos. En las elecciones posteriores a la nueva Constitución de 2009 obtuvo 64 por ciento de los sufragios, y en la reelección de 2014, última que permite la Carta Magna, triunfó con 61,3 por ciento.

    Si la reforma constitucional para habilitar su nueva postulación es aprobada en el referéndum de febrero de 2016, Morales podría volver a ser elegido para gobernar hasta 2025.

    Además:

    Baltasar Garzón considera legítima la demanda marítima de Bolivia
    Economía boliviana crece más rápido de lo que esperaba el gobierno
    Etiquetas:
    presidencia, Héctor Arce, Gonzalo Sánchez de Lozada, Víctor Hugo Cárdenas, Mario Maldonado, María Luisa Soux, Diego Ayo, Hugo Banzer, Jimena Costa, Andrés de Santa Cruz, Evo Morales, Chile, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik