En directo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    Los "canillitas" (vendedores de periódicos) de la ciudad de Buenos Aires y de la provincia homónima no trabajaron este lunes, feriado nacional en Argentina, como parte de una estrategia para que los diarios de mayor circulación accedan a una negociación paritaria.

    "Hay cinco actas del Ministerio de Trabajo solo en 2014 convocando a las partes", explicó a Sputnik Nóvosti el secretario general del Sindicato de Vendedores de Diarios y diputado nacional, Omar Plaini.

    "La cámara del sector que presiden (los diarios) Clarín y La Nación se niegan a negociar, desconociendo la legislación para resolver esta situación que afecta las condiciones laborales de los trabajadores", agregó.

    Los canillitas reclaman un porcentaje de su ingreso que "les fue arrebatado por parte de los grandes diarios" hace 14 años, en 2001.

    "Antes percibíamos el 40 por ciento del precio de tapa (de cada periódico) y ahora el 32 por ciento; esos ocho puntos porcentuales que nos quitaron equivalen al 20 por ciento de nuestro ingreso", continuó el diputado.

    Los trabajadores recuperaron ese 40 por ciento en el caso de algunos diarios de menor tirada, como BAE, Buenos Aires Herald, Tiempo Argentino o Crónica, pero no sucedió lo mismo con los de mayor circulación.

    "Ellos son los que encabezan la Cámara de Diarios de Buenos Aires (ADBA). Se transforman en la nave insignia del resto de los periódicos, de algunos otros que quedan para resistir ese porcentaje", dijo Plaini.

    Los canillitas son unos 5.500, que trabajan tanto en paradas como en el reparto de periódicos en la capital argentina y en la provincia de Buenos Aires.

    "Cuando los diarios envían un adicional, como puede ser un champú o un desodorante, esa actividad no nos las pagan, aunque la realizamos. Nosotros vamos camino a la precarización y el deterioro permanente por esos 517 millones de pesos anuales que nos retienen entre La Nación y Clarín", añadió Plaini.

    La decisión de no trabajar en los feriados nacionales fue adoptada en una asamblea del 22 de julio y ratificada en septiembre.

    La actividad, recordó el diputado, está legislada en Argentina desde 1945.

    "Históricamente nos pagaban ese porcentaje, aceptaban esa devolución y la exclusividad en la venta. Con el neoliberalismo que llegó en los años 90, desregularon la legislación, nos quitaron ingresos y nos sacaron días de descanso", lamentó Plaini.

    Los canillitas fueron recuperando esos derechos a partir de 2006, agregó, "cuando llegamos a la conducción del sindicato", alegó Plaini.

    El Sindicato de Vendedores de Diarios reclama al Ministerio de Trabajo que convoque a los grandes diarios por la fuerza pública o que aplique la ley 25.212, que tipifica las infracciones laborales.

    El nombre "canillita" fue acuñado por el dramaturgo uruguayo Florencio Sánchez, quien en 1902 trabajaba en la redacción del diario La República de la ciudad argentina de Rosario (noreste), mientras escribía una pieza teatral cuyo protagonista era un niño vendedor de diarios.

    Conmovido por uno de esos niños vendedores de periódicos de piernas largas y delgadas, Sánchez decidió titular su obra "Canillita" y le puso nombre así a un oficio universal.

    "Nos quedó afectuosamente ese término, lo tomamos y nos enorgullece mucho", indicó Plaini.

    El 7 de noviembre, fecha de la muerte de Sánchez, es el día de descanso de estos trabajadores desde hace 50 años.

    Etiquetas:
    canillitas, La Nación, Clarín, Buenos Aires, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook