En directo
    América Latina
    URL corto
    0 12
    Síguenos en

    Unos 150 indios de la etnia Kaiowá, procedentes de la región brasileña de Mato Grosso do Sul, pasaron la noche del lunes encerrados sin luz ni aire acondicionado en el Congreso Nacional de Brasil después de realizar un acto de protesta.

    Los indios de la etnia Kaiowá protestaban en Brasilia contra la Propuesta de Enmienda Constitucional (PEC) que alterará el proceso de demarcación de tierras indígenas.

    Según informó el diario brasileño O Estado de Sao Paulo, los indígenas intentaron en un primer momento ser recibidos por el presidente de la Cámara de los Diputados, Eduardo Cunha.

    Sin embargo, la negativa de éste les llevó a ocupar pacíficamente la sesión de la Comisión de Derechos Humanos, presidida por el diputado del Partido de los Trabajadores (PT) Paulo Pimenta, quien inmediatamente se posicionó a favor de los indígenas.

    En torno a las 23h, debido a la negativa de los manifestantes a abandonar el recinto, Cunha ordenó el cierre del Congreso y la desactivación de las luces y el aire acondicionado del edificio, dejando a los indígenas a solas mientras entonaron cánticos tradicionales como forma de protesta pacífica mientras eran custodiados por los agentes de la Policía Legislativa Federal.

    Un grupo de diputados del PT, liderados por Pimenta y representantes del Partido Socialismo y Libertad (PSOL) y el Partido Rede, intentaron convencer al polémico presidente de la Cámara de los Diputados para que admitiese reunirse con el líder del movimiento, siendo el senador del PT, Lindbergh Farias, el encargado de comunicarse con Cunha a través del teléfono móvil sin llegar a ningún acuerdo.

    "Pensó que cortando la luz y enviando a la policía ustedes saldrían, pero no sabía que el tiro le saldría por la culata, su actitud truculenta os fortaleció", declaró Lindbergh ante los indígenas mostrando su disgusto con la decísión de Cunha al agregar que "ahora pueden salir y decir que desafiaron al presidente Eduardo Cunha, ese que se piensa que manda en Brasil, y vencieron".

    Finalmente, y al observar que la negociación sería imposible, los diputados pasaron la noche junto a los 150 manifestantes con la intención de evitar que fuesen desalojados violentamente por la Policía Legislativa Federal, para acabar abandonando el recinto en la mañana de este martes ante el inicio de la sesión de la Comisión de Constitución y Justícia (CCJ), aunque los 150 indígenas se mantuvieron en los alrededores del Congreso Nacional, donde intentarán ser finalmente recibidos por Cunha.

    Cabe recordar que, según el informe "Violencia contra los Pueblos Indígenas de Brasil", elaborado por el Consejo Indígena Misionario (CIMI), la violencia derivada de los conflictos de tierras entre comunidades indígenas y terratenientes dejaron un total de 138 indígenas muertos en 2014, es decir, un aumento del 130 por ciento en el número de muertes de este colectivo respecto a 2013, llegando hacerse necesaria la actuación del Ejército en áreas del estado de Mato Grosso do Sul.

    Etiquetas:
    Propuesta de Enmienda Constitucional (PEC), Kaiowá, pueblos indígenas, Consejo Indígena Misionario (CIMI), Partido Rede, Policía Legislativa Federal de Brasil, Partido Socialismo y Libertad (PSOL), Congreso Nacional de Brasil, Cámara de los Diputados de Brasil, Partido de los Trabajadores, Paulo Pimenta, Lindbergh Farias, Eduardo Cunha, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook