En directo
    América Latina
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    El gobierno de Perú otorga desde este viernes 90 días para la entrega voluntaria y sin sanciones de armas de fuego, municiones, granadas de guerra y explosivos a fin de combatir la inseguridad pública, señala un decreto publicado en el diario oficial.

    El objeto es "facilitar la entrega voluntaria a toda persona natural o jurídica que posea sin autorización armas de fuego, municiones, granadas de guerra y explosivos, sean estos de uso civil o militar", señala el artículo primero del decreto legislativo.

    La medida está dirigida a todas las personas que "de manera voluntaria" realicen la entrega ante ciertas dependencias militares y policiales y que no cuenten con la autorización correspondiente, cualquiera sea el estado de conservación del armamento y sin importar si fue modificado o si tiene o no número de serie.

    Las personas que se acojan a esta medida tendrán derecho al anonimato, a recibir un certificado de su entrega, a contar con apoyo de las dependencias del Estado para la entrega, sobre todo en caso de explosivos o granadas y a condonar las deudas que hayan podido contraer por multas pendientes ante la superintendencia que controla la tenencia de armas.

    El anuncio fue realizado el jueves por el ministro del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, en medio de una ola de atentados, extorsiones y asaltos con granadas, señala este viernes la prensa peruana.

    Durante la guerra contra la insurgencia que vivió Perú entre 1980 y 2000, a los agentes policiales se les entregaban granadas, dijo el ministro en una entrevista con el medio RPP Noticias.

    El ministro dijo citado por RPP Noticias que cuando "salían a zonas de emergencia o cuando viajaban en un ómnibus llevaban su granada y, al no usarla, se la llevaban a su casa".

    "Muchos generales (de la policía) me han dicho que tienen granadas en su casa. Nunca las entregaron porque no les pedían el precinto de seguridad (en caso que se tuviera que activar) y, claro, bien guardado no implica un peligro latente", agregó.

    Las granadas y explosivos serán destruidos mientras el destino final del resto del armamento será dispuesto por la superintendencia a cargo, señala el decreto.

    Etiquetas:
    inseguridad, José Luis Pérez Guadalupe, Perú
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook