En directo
    Banderas de EEUU y Cuba

    Todo listo en La Habana para la primera reunión de la comisión Cuba-EEUU

    © AP Photo / Ramon Espinosa
    América Latina
    URL corto
    Normalización de las relaciones entre Cuba y EEUU (330)
    0 01

    Todo preparado en La Habana para acoger, a partir del 11 de septiembre, la primera reunión de la Comisión Bilateral Cuba-EEUU, anunciada el 14 de agosto por el ministro de Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, y el secretario de Estado, John Kerry, durante la visita de este último con motivo de la reapertura de la Embajada de EEUU.

    Aquel día Kerry señaló que es el momento de acercarnos, y que todos entendemos que habrá obstáculos y diferencias, pero hemos aprendido que hay formas de hallar beneficios mutuos", mientras Bruno Rodríguez, en un comunicado, insiste en que ambos países discutirán "nuevas áreas de cooperación", incluidas aquellas en las que "hay diferentes puntos de vista y las cuestiones no resueltas entre Cuba y los Estados Unidos".

    Ya el pasado agosto el ministro Rodríguez insistió en que "a pesar de las diferencias entre nuestros Gobiernos es posible mantener relaciones civilizadas, productivas, y distintas en su naturaleza a toda nuestra historia anterior".

    Presididas por el subsecretario adjunto del Departamento de Estado, Edward Alex Lee, y por la directora general de la Cancillería de Cuba para EEUU, Josefina Vidal Ferreiro, la comisión bilateral afronta unas negociaciones en las que el primer objetivo consistirá en delimitar los grandes asuntos a tratar.

    Los dos países esperan así sentar las bases para comenzar a negociar en asuntos de corte bilateral y multilateral, y que van del levantamiento del bloqueo y las compensaciones por los daños materiales y humanos causados a las indemnizaciones que solicitan los exiliados con empresas y otros bienes expropiados tras el triunfo de la Revolución.

    Tema: Bloqueo económico contra Cuba

    Демонстрация на улицах Гаванны
    © RIA Novosti . Oleg Vyazmitinov
    Otros temas clave incluyen cuestiones migratorias de todo tipo así como el pleno restablecimiento de las relaciones comerciales, las posibilidades de las empresas de EEUU para invertir en Cuba y la colaboración en medio ambiente, sanidad, antiterrorismo, etc.

    El proceso diplomático avanza así en mitad de no pocas esperanzas, como el hecho de que la productora de televisión Discovery haya estrenado el primer programa de TV de EEUU realizado en Cuba, y algunos sobresaltos, como el anuncio del alcalde de Miami, el republicano Tomás Regalado, de que su ciudad se niega a albergar un consulado de Cuba alegando las "heridas abiertas" y la fragilidad entre las distintas facciones del exilio.

    Y es que no cabe duda de que si bien la Casa Blanca y el Gobierno de Raúl Castro mantienen el ritmo de encuentros y gestos prometido, con hitos como la reapertura de las Embajadas de Cuba y EEUU este verano, abundan también las voces discordantes, especialmente entre el exilio más duro en Miami, que aunque ya no goza del apoyo popular del pasado, y al que inevitablemente ha pasado factura la brecha generacional entre los que llegaron de Cuba y los nacidos en EEUU, mucho más dispuestos a superar el pasado, continúa gozando de gran predicamento político, con portavoces de la línea dura como el senador Marco Rubio, aunque otros miembros de su partido, como el senador por Arkansas, Jeff Flake, han jugado un papel esencial en las negociaciones que desembocaron en la reapertura del diálogo.

    Otro grave escollo es la devolución de Guantánamo, transformada en parte por EEUU en centro de prisioneros denunciado por Amnistía Internacional y otras organizaciones que velan por el respeto de los derechos humanos, y que el pasado mes de julio el Gobierno cubano volvió a reclamar.

    En ese mismo comunicado Raúl Castro exigía el "cese de las transmisiones radiales y televisivas con carácter subversivo hacia Cuba, eliminar los programas dirigidos a promover la desestabilización interna, y compensar al pueblo cubano por los daños humanos y económicos provocados por las políticas de Estados Unidos".

    Entre los primeros signos de deshielo estuvo el progresivo levantamiento de las restricciones para viajar a Cuba desde EEUU, y el levantamiento de la prohibición de usar tarjetas de crédito y débito estadounidenses en suelo cubano, mientras Marco Rubio acusaba a la Casa Blanca de "financiar la represión del pueblo cubano y los ataques contra intereses estadounidenses".

    Precisamente las acciones de sabotaje y terrorismo, así como de delincuencia común, ocupan otro lugar central de unas negociaciones en las que tendría que decirse qué hacer con los numerosos prófugos de las justicias cubana y estadounidense, entre secuestradores de aviones, miembros de los Panteras Negras y terroristas implicados en atentados, que encontraron refugio y asilo en el país vecino.

    Tema:
    Normalización de las relaciones entre Cuba y EEUU (330)
    Etiquetas:
    Discovery, Comisión Bilateral Cuba-EEUU, Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Edward Alex Lee, Josefina Vidal Ferreiro, Bruno Rodríguez, John Kerry, La Habana, Cuba, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik