En directo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    El presidente de México, Enrique Peña Nieto, renovó este jueves diez puestos de su gabinete, con vistas a la segunda mitad de su mandato y las presidenciales de 2018, para enfrentar problemas de corrupción, desigualdad y crecimiento económico mediocre, que han dañado su popularidad.

    La decisión del mandatario (2012-2018) ha sido tomada "para hacer frente a las nuevas circunstancias y desafíos que tenemos como país", dijo Peña en una ceremonia en la residencia presidencial de Los Pinos.

    Los cambios más notables ocurrieron en las carteras de Educación, Desarrollo Social, Relaciones Exteriores y Seguridad Nacional, con figuras de una misma identidad generacional dentro del Partido Revolucionario Institucional (PRI, gobernante), personajes de una edad similar a Peña, quien acaba de cumplir 49 años.

    La otra cara de ese movimiento es la salida de figuras de la vieja guardia de esa formación, que volvió al poder con Peña en 2012, tras perderlo en el 2000, al final de una prolongada era de 71 años.

    Aurelio Nuño
    © REUTERS / Edgard Garrido
    Aurelio Nuño

    Los reflectores de los analistas se han concentrado en Aurelio Nuño –quien hasta la fecha fue jefe de la oficina de la Presidencia-, convocado por Peña a encabezar la secretaría de Educación, un puesto de gran exposición mediática y candente gestión, que lo coloca en la línea de arrancada de la carrera presidencial.

    "El objetivo de ese cambio es proyectar a Nuño como delfín del Presidente hacia la sucesión presidencial de 2018", dijo este jueves a Sputnik Nóvosti bajo condición de anonimato un consultor político del Gobierno, quien confirmó la versión de los cambios antes de ser anunciados.

    "Cualquiera que tenía dudas sobre el potencial presidenciable de Aurelio Nuño ya las puede ir disipando hoy, ese nombramiento es lo más notable del nuevo gabinete, sin historias de viejos compromisos, de cara al futuro, no de cuotas con el pasado", comentó el analista Jorge Fernández Menéndez, experimentado conductor del noticiario de la cadena nacional Imagen.

    Emilio Chauyffet
    © AP Photo / Roberto Velazquez
    Emilio Chauyffet

    En cambio, la salida de Educación de Emilio Chuayffet, es el final de un político de estilo anticuado, con una salud mermada –veterano de la cuna priista del Estado de México que gobernó Peña-, desgastado en una batalla por una reforma educativa que lo ha enfrentado contra una disidencia magisterial histórica de izquierdas radicales, en el empobrecido sur indígena del país.

    El puesto de Nuño, quien ha estado tres años como cancerbero del mandatario al mando de la oficina del Presidente, será asumido por Francisco Guzmán, actual coordinador de asesores de la Presidencia.

    El otro cambio determinante por la crisis de violencia que azota a México, es la llegada de Renato Sales –actual Comisionado Nacional Anti-secuestro- al cargo de Comisionado Nacional de Seguridad.

    Renato Sales
    © REUTERS / Edgard Garrido
    Renato Sales

    Deja ese cargo vital otro hombre de vieja guardia, Monte Alejandro Rubido, quien resultó ser uno de los personajes más castigados por la fuga en julio de este año del mayor capo mexicano del narcotráfico, Joaquín El Chapo Guzmán, de la principal cárcel de alta seguridad.

    Peña, quien ha emprendido en los últimos días una campaña mediática en la cual reconoce la corrupción, la desigualdad y el bajo crecimiento económico en el país petrolero, exhortó a su nuevo tren ministerial "dar su máximo esfuerzo, ser eficientes, eficaces y transparentes en el ejercicio de su responsabilidad pública".

    El otro delfín: Meade.

    Jose Antonio Meade
    © REUTERS / Edgard Garrido
    Jose Antonio Meade

    En la cancillería mexicana ha sido operado otro cambio, más sorpresivo por el puesto al cual ha sido enviado el ahora excanciller Jose Antonio Meade: encabezar el gabinete social, como titular de la Secretaría de Desarrollo Social, en reemplazo de Rosario Robles.
    Robles, punta de lanza de la Cruzada Nacional contra el Hambre, en un país con casi la mitad de la población bajo la línea de pobreza, ha sido enviada a remplazar a Jesús Murillo como secretaria de Desarrollo Agrario.

    Murillo es otro cartucho quemado de vieja guardia: fue Procurador General de República, hasta la presentación en enero de este año de la polémica "verdad histórica" de la masacre de Ayotzinapa, a manos de policías, narcos y funcionarios municipales en Iguala, Guerrero, de la cual aún hay 42 estudiantes desaparecidos.

    En cambio Meade era hasta la fecha, según los sondeos, el ministro mejor posicionado del gabinete de Peña, de manera que como nuevo responsable los programas d desarrollo social, las apuestas han comenzado a su favor, como una especie de segunda opción de Peña al favorito Aurerlio Nuño.

    Para reemplazar a Meade, como jefa de la diplomacia mexicana ha sido designada Claudia Ruiz Massieu, a pesar de haber padecido malas calificaciones en su esfuerzo de proyectar una buena imagen México en el mundo, severamente golpeada por la violencia y el narcotráfico.

    Otro personaje popular ha sido llamado al gabinete: el gobernador del estado de Querétaro, José Calzada, con una exitosa gestión al llevar a ese estado central del país a crecer arriba del 12 por ciento –más de cuatro veces la media nacional-, impulsado por un enclave industrial automotriz, quien ha sido designado secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación.

    Otros enroques menos espectaculares los protagonizan Rafael Pacchiano, actual número dos de la secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, una especie de premio de consolación para el Partido Verde Ecologista, un aliado que le ha sumado al PRI casi 10 por ciento de votos.
    Finalmente, Peña ha nombrado a Enrique de la Madrid, hijo del expresidente Miguel de la Madrid (1982-1988) como secretario de Turismo en sustitución de Claudia Ruiz Massieu, nueva canciller.

    En forma notable, Peña no ha cambiado el gabinete económico, al mando de Luis Videgaray, quien trata de mantener a flote la alicaída economía en un marco de crisis financiera global y bajos precios del petróleo.

    Etiquetas:
    Presidencia de México, Renato Sales, Emilio Chuayffet, Jorge Fernández Menéndez, Aurelio Nuño, Enrique Peña Nieto, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook