Widgets Magazine
12:54 GMT +318 Septiembre 2019
En directo
    La canciller de Alemania Angela Merkel y la presidenta de Brasil Dilma Rousseff

    Rousseff invita a Merkel a invertir en infraestructuras y energía

    © REUTERS / Ueslei Marcelino
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    La presidenta brasileña Dilma Rousseff ha invitado a su homóloga alemana, Angela Merkel a que empresas alemanas inviertan en Brasil, ofreciendo como marco el ambicioso programa lanzado hace unas semanas y que contempla la construcción de puertos, aeropuertos, entre otras infraestructuras.

    "Resalté las oportunidades para ampliar las inversiones de Alemania en Brasil, especialmente en infraestructuras y energía eléctrica", ha asegurado Rousseff, que ha remarcado la importancia de la relación con este país, el principal socio comercial de Brasil dentro de la Unión Europea (UE).

    En el ámbito del intercambio comercial las dos dirigentes han hablado de las negociaciones para alcanzar un acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea, encalladas desde hace tiempo, y aunque no han querido dar una fecha para que las dos partes presenten una oferta definitiva han remarcado que debería producirse antes de que acabe el año.

    Merkel ha asumido que el Mercosur es un grupo "bastante heterogéneo" –las diferencias entre los socios, en especial en relación a Argentina, han bloqueado el grupo—pero se ha mostrado optimista porque en su opinión, "Brasil ha asumido un papel de liderazgo".

    El cambio climático también ha tenido un papel protagonista en la visita, y Rousseff se ha comprometido públicamente a la "descarbonización" total de la economía en 2100, para evitar así que la temperatura global aumente dos grados.

    El anuncio forma parte de los preparativos para la cumbre sobre el cambio climático que la ONU celebrará en París en diciembre, a la que según Merkel, todos los países tienen que contribuir: "Brasil ha dado un enorme paso con el objetivo de descarbonizar la economía. Los compromisos de Brasil deben servir para animar a otros países a ser más audaces", ha dicho la canciller.

    El último compromiso anunciado por Brasil se une a otros anunciados en julio, como el objetivo de llegar a una tasa de deforestación cero en la Amazonía en 2030 o la de replantar 12 millones de hectáreas de selva, proyectos en los que Alemania colaborará parcialmente, según anunciaron este miércoles los ministros de Medio Ambiente de ambos países.

    Los dos gobiernos también han mostrado su sintonía en un asunto el que están alineados históricamente, la petición para la reforma del Consejo de Seguridad de la ONU, ya que ambos países optan a un asiento permanente en este organismo.

    Rousseff ha pedido una gobernanza "más representativa de la actual situación de correlación de fuerzas entre todas las economías del mundo, mientras que la canciller alemana ha dicho estar lista para asumir "más responsabilidades".

    Merkel ha hecho una visita relámpago a Brasil de apenas día y medio, pero lo ha hecho acompañada de varios ministros, que han mantenido reuniones con sus homólogos y han desencallado varios asuntos, cerrando hasta 12 acuerdos.

    Brasil y Alemania trabajarán juntos para facilitar el registro y certificación de medicamentos y la explotación de tierras raras, y las empresas de investigación industrial brasileñas podrán aprender con la experiencia alemana en el área, pero ha quedado pendiente un tema importante; Brasil sigue reclamando que Alemania acabe con las barreras sanitarias a sus productos agropecuarios.

    La visita ha tenido lugar en un momento delicado para las dos mandatarias: Rousseff se enfrenta a amenazas de "impeachment" y a protestas en la calle, mientras que Merkel ve como crece la oposición dentro de su propio partido, UCD, por el tercer paquete de ayudas a Grecia.

    En cualquier caso el ambiente ha sido cordial y distendido, hasta el punto que Rousseff se ha permitido bromear sobre el 7 a 1 que encajó Brasil frente a la selección alemana en el pasado Mundial de Fútbol: "En 2016 [Juegos Olímpicos de Río de Janeiro] esperamos ver a miles de alemanes, como durante el Mundial. Y no vamos a hacer ningún comentario sobre el resultado de ningún partido", ha avisado.

    Además:

    Brasil cree que su política exterior ayudará a la inserción de Mercosur en el mundo
    Alemania apuesta por un acuerdo libre comercio entre Mercosur y la Unión Europea
    Medio millón de hormigas exigen a Merkel proteger las selvas amazónicas
    Rousseff busca el acuerdo comercial UE-Mercosur sin contar con Argentina
    Brasil y Alemania construyen la mayor estructura de Sudamérica en medio del Amazonas
    Etiquetas:
    Dilma Rousseff, Angela Merkel, Alemania, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik