Widgets Magazine
En directo
    Cigarrillos Philip Morris

    El caso de Philip Morris contra Uruguay podría afectar a la OMC, dice experto

    © AFP 2019 / Joel Saget
    América Latina
    URL corto
    0 20

    El resultado del juicio de la multinacional tabacalera Philip Morris contra la política antitabaco de Uruguay no solo tendrá consecuencias en el ámbito de la salud, sino que también “afectaría a la Organización Mundial del Comercio (OMC)”, según una fuente experta en el caso consultada por Sputnik Nóvosti.

    “Además de la salud y del control del tabaco, hay una preocupación general que va más allá y que puede llegar a afectar a la OMC, principalmente en lo que se refiere al empaquetado de productos y a las marcas”, dijo Eduardo Bianco, director para América Latina de la Alianza para el Seguimiento del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco.

    Philip Morris demandó a Uruguay en 2010 por expropiación de marca, puesto que el Gobierno dispuso una única presentación para cada marca de cigarrillos en los puntos de venta, y por aumentar hasta 80 por ciento el tamaño de la advertencia sanitaria en los paquetes.

    Cajetilla de cigarrillos con una advertencia 'Fumando, apestas'
    © AP Photo / Matilde Campodonico

    La empresa también argumenta que Uruguay “no le ha dado las debidas garantías en este caso”, precisó Bianco.

    El experto destacó asimismo la demanda de la empresa contra Australia, cuyo Gobierno prohibió cualquier marca o forma de identificación en los envases de cigarrillos y obligó a incluir leyendas preventivas que cubren todo el paquete.

    “Lo que resulte de estos arbitrajes, tanto del uruguayo como del australiano, puede tener un impacto significativo en el manejo, a nivel mundial, de la regulación del empaquetado de productos de tabaco, y quizás de otros empaquetados, por lo que de una forma u otra la OMC se verá involucrada”, explicó Bianco.

    La demanda contra Uruguay fue radicada ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) del Banco Mundial, puesto que Philip Morris argumenta que ese país violó el tratado de inversiones que mantiene con Suiza, sede de la casa matriz de la tabacalera.

    El resultado de estos litigios también podría afectar la confiabilidad, “en especial de los países en desarrollo”, hacia estructuras como el CIADI, observó Bianco.

    El litigio entre Philip Morris y Uruguay es especialmente notorio, ya que es la primera vez que una transnacional demanda a un Estado soberano por vulnerar su propiedad intelectual, amparándose en un tratado de protección de inversiones.

    El actual presidente de Uruguay, el médico oncólogo Tabaré Vázquez, impulsó en su primer mandato (2005-2010) un estricto marco legal que incluyó la prohibición de fumar en espacios públicos, con pesadas multas para los infractores, aumentos de impuestos a los productos de tabaco y la obligación de colocar advertencias en las cajas de cigarrillos, entre otras medidas.

    “Se trata del primer ataque directo de una multinacional tabacalera a un Estado por la aplicación del Convenio Marco” que adoptaron por unanimidad en 2003 los 192 países miembros de OMS (Organización Mundial de la Salud), explicó Bianco.

    “Tanto si gana Uruguay como si pierde, va a tener implicancias con respecto a la evolución del Convenio Marco, ya que puede influir sobre los países que pretendan tomar acciones similares a las de Uruguay”, agregó.

    Según Bianco, “cuando todo empezó, parecía una maniobra de una multinacional para asustar a un Estado, pero el caso se fue prolongando y al día de hoy es mucho más complejo”.

    A lo largo del proceso Uruguay ha recibido el apoyo de la OMS y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que ya enviaron sus respectivos argumentos a los árbitros del CIADI.

    “Philip Morris nunca pensó que Uruguay iba a seguir adelante; sin embargo, el país recibió respaldos internacionales y eso ha cambiado el panorama”, agregó.

    Una victoria uruguaya “sería un triunfo para la salud pública y para el sistema en general”, puesto resulta “muy flagrante” la maniobra de Philip Morris “buscando la letra pequeña de las interpretaciones de un tratado bilateral de inversiones con Suiza para sacar rédito”, opinó.

    “Estamos en presencia de un producto que no debería estar en el mercado, o al menos debería tener mayores restricciones, porque mata a la mitad de los consumidores crónicos y es extremadamente adictivo”, sostuvo Bianco.

    Fase decisiva del juicio

    Después de casi cinco años, el juicio se encuentra en una fase definitiva. En septiembre Uruguay responderá a los argumentos de la demandante, y en octubre “se celebrará una instancia presencial con testigos y expertos de ambas partes”, explicó Bianco.

    Si los árbitros no solicitan más información, el tribunal debería tomar una decisión a principios de 2016.

    En el caso de Australia, la demanda fue iniciada por Philip Morris Asia, alegando que la ley australiana de etiquetado de tabaco de 2011 viola un tratado de inversiones firmado entre ese país y Hong Kong en 1993.

    Además:

    Lucha antitabaco se concentra en el contrabando de cigarrillos
    Etiquetas:
    Philip Morris, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik