En directo
    América Latina
    URL corto
    Narcotráfico, amenaza global (530)
    0 20
    Síguenos en

    La muerte de Celso Pinheiro Pimenta, alias 'Playboy', el narcotraficante más buscado de Río de Janeiro, es un duro golpe a las bandas criminales que dominan las favelas de la ciudad.

    Hasta el día de su muerte, el 8 de agosto de 2015, 'Playboy' era amo y señor del Morro da Pedreira, en la zona norte de Río, donde el orden lo imponía su banda 'Amigos dos Amigos'.

    Llamado así por su origen de clase media, 'Playboy' había sido detenido en 2014, pero negoció su libertad entregando el equivalente a 250.000 dólares, dos fusiles y cuatro kilos de oro, y en su favela, repartía sobornos de miles de dólares por mes entre los agentes de la policía.

    La proliferación de las bandas narcotraficantes en Brasil y el sur del continente es lo que se ha denominado el “efecto cucaracha”, es decir, el desparramo del narcotráfico por América del Sur a partir del desmantelamiento de los grandes carteles de la droga colombianos. Mientras que los mejicanos dominan el tradicional mercado de Estados Unidos, los colombianos empezaron a explotar los mercados y las rutas del sur.

    Infografía: Narcotráfico mundial

    En Brasil, esto coincidió con las bandas organizadas surgidas en las favelas y en las cárceles, donde las necesidades sociales arrojan a miles de personas a la miseria.

    El grupo criminal más antiguo es el Comando Vermelho (Rojo), que nació en las prisiones de Río de Janeiro durante la dictadura militar en los años setenta, como una alianza entre los prisioneros políticos de izquierda y los criminales, para protegerse de las terribles condiciones en la prisión. Rápidamente, las bandas abandonaron la ideología y se unieron al crimen organizado, extendiéndose por favelas y morros. En los años ochenta se produjo el contacto con los carteles colombianos para la venta de cocaína. Pero luego surgieron otras bandas que empezaron a competir por el espacio del Comando Vermelho, como Amigos dos Amigos.

    En 1993, surgió, en las prisiones del Estado de Sao Paulo, el Primer Comando Conjunto (PCC), después de un amotinamiento que terminó en la muerte de más de cien presos. Hoy el PCC, que tiene 11000 miembros, de los cuales cerca de 9000 en prisión, controla todo desde las cárceles y es considerada la organización criminal más importante de Brasil, según Insight Crime.

    Por el “efecto cucaracha”, para escapar de la represión policial, el PCC ha empezado a operar desde Paraguay, donde coordinan el envío de cocaína colombiana a Brasil. La Policía brasileña estima que al menos 300 miembros del PCC se refugiaron en el país vecino, donde han desarrollado una amplia estructura criminal, para comercializar la droga. 

    Tema:
    Narcotráfico, amenaza global (530)
    Etiquetas:
    Celso Pinheiro Pimenta (Playboy), Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook