16:29 GMT +308 Diciembre 2019
En directo
    Daniel Scioli

    Daniel Scioli, el empresario y deportista que podría ser presidente de Argentina

    © Flickr / Prensa TV Pública
    América Latina
    URL corto
    Elecciones presidenciales en Argentina 2015 (122)
    0 20
    Síguenos en

    Empresario de vocación y ocho veces campeón del mundo de motonáutica, Daniel Scioli, del oficialista Frente para la Victoria (peronista), es un hombre que se define como "puente" entre la continuidad y los cambios, y que ha forjado una imagen "apolítica" criticada dentro de su propia fuerza, con quien mantiene una relación de amor-odio.

    Cuando faltan menos de tres meses para las elecciones argentinas del próximo 25 de octubre, Scioli es el favorito de los sondeos.

    Cuando en el 2013 anunció su intención de postularse a la presidencia, Scioli ya había sido secretario de Turismo y Deportes con el expresidente Carlos Menem, vicepresidente del primer Gobierno de Néstor Kirchner (2003-2007), estaba sólidamente instalado como gobernador de la Provincia de Buenos Aires (electo en 2007 y reelecto en 2011) y ostentaba la presidencial del Partido Justicialista, que agrupa, entre otros, al Frente Para la Victoria (FPV).

    Semejante carrera política no era destino trazado para este hijo de una familia acomodada, nacido el 13 de enero de 1957 en el barrio bonaerense de Villa Crespo, y que siempre declaró querer ser empresario.

    Su padre fue el dueño de una de las empresas de electrodomésticos más importantes del país y de un canal de televisión; el hijo estudió Comercio pero interrumpió (hasta este año 2015) la carrera para dedicarse a la actividad empresarial.

    "Ya desde mis épocas de estudiante imaginaba un futuro desarrollándome como empresario", puede leerse en su sitio web personal.

    Se hizo cargo de la empresa familiar en 1989 la empresa sueca Electrolux lo eligió como su representante en Argentina.

    En 1975 un grupo guerrillero, nunca se supo cual, secuestró a uno de sus hermanos durante más de 20 días. Su familia pagó el rescate y fue el propio Scioli el que negoció con los captores la entrega del dinero y la liberación de su hermano.

    La pasión deportiva que le costo un brazo

    En 1986 comenzó su carrera como piloto de lanchas, deporte que le traería grandes satisfacciones, pero también uno de los momentos más trágicos por los que tuvo que atravesar en su vida.

    Florencio Randazzo y Daniel Scioli
    © AP Photo / Victor R. Caivano and Natacha Pisarenko, Files

    En diciembre de 1989, durante una carrera en el Delta del Paraná, su lancha se da vuelta y perdió su brazo derecho, arrancado por la hélice del vehículo.

    Lejos de pensar en retirarse, Scioli se recuperó gracias a una prótesis y volvió a correr.

    Entre la fecha del accidente y su retiro en 1998, ganó ocho campeonatos mundiales, convirtiéndose en uno de los grandes pilotos de la historia de la motonáutica, "a base de esfuerzo y de la disciplina que todo deportista debe tener para triunfar", según señala en su sitio web.

    Para entonces ya había sido elegido diputado por el Partido Justicialista, dirigido por el dos veces presidente de Argentina, Carlos Menem (1989-1999).

    Durante esos años Menem se rodeó de deportistas como Scioli y el automovilista Carlos Reuteman, y de artistas como Ramón "Palito" Ortega, ídolo de la canción romántica argentina en la década de 1970.

    Durante su primera administración como diputado, presidió la Comisión de Deportes de dicha cámara.

    Desde allí se preocupó por mejorar la seguridad en los eventos deportivos y fomentar el desarrollo de los clubes de barrio.

    Compañero de formula de Nestor Kirchner

    En 2001 fue reelecto, pero ocupó su banca por un corto período, ya que en medio de la turbulencia política, social y económica de diciembre de ese año, el presidente provisorio Adolfo Rodríguez Saa —quien gobernó el país durante tan solo una semana-, lo eligió Secretario de Turismo.

    En ese cargo se mantuvo durante el mandato de Eduardo Duhalde, hasta mayo de 2003.

    Fue en ese año que Néstor Kirchner lo eligió como compañero de fórmula, lo que lo llevaría a la vicepresidencia de la Nación.

    "Fueron años de mucho trabajo, lealtad, sacrificio y aprendizaje", reconoció en su sitio web.

    Su vínculo con el kirchnerismo no estuvo exento de duras críticas desde dentro del movimiento político liderado por Néstor Kirchner primero y la actual presidenta Cristina Fernández, después.

    Según el periodista Mariano Confalonieri, autor de la biografía "El candidato. Vida pública y privada de Daniel Scioli", publicada en 2013, desde filas kirchneristas se cuestiona al actual candidato presidencial por ser "apolítico" y "no jugarse por nada" políticamente.

    En una entrevista a Perfil.com, Confalonieri dijo que Scioli "mantiene su imagen intacta" cada vez que el kirchnerimo "le pega".

    Esto, opinó, ocurre porque "no viene de la política", lo que "quizás le ha redituado en una buena imagen pública", dijo el biógrafo.

    Favorito de los sondeos

    A pesar de las tensiones con Cristina Fernández de Kirchner, su candidatura quedó sellada en junio de este año, cuando Scioli confirmó a un hombre leal a la presidenta, Carlos Zannini, como su candidato a vicepresidente.

    Tras la retirada de su único rival de peso, Florencio Randazzo, el político se convirtió en el único candidato peronista y oficialista de cara a las primarias y a la presidencia.

    "Los tiempos que se vienen exigirán alguien con experiencia, capacidad de construir consensos, que sea un puente entre la continuidad y la defensa de aquellas políticas constructivas para el país, alguien con capacidad para defender los logros y construir lo que falta", reza su sitio web.

    Según las encuestas, Scioli será el próximo presidente de Argentina, aunque el camino será largo de cara a las presidenciales del 25 de octubre.

    Tema:
    Elecciones presidenciales en Argentina 2015 (122)
    Etiquetas:
    Frente para la Victoria (FpV), Carlos Menem, Néstor Kirchner, Daniel Scioli, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik