En directo
    América Latina
    URL corto
    0 21
    Síguenos en

    El Estado de Río de Janeiro ha prohibido por ley la venta, transporte y distribución de todo tipo de réplicas de armas de fuego, incluidas las de juguete, instaurando multas para los comerciantes que pueden llegar a los 30.000 dólares.

    El principal objetivo de la medida es evitar que los niños se familiaricen con las armas desde pequeños y que los adolescentes que delinquen usen las pistolas de juguete como forma de intimidación en los atracos, según resalta la diputada que ha impulsado la medida, Martha Rocha, del Partido Social Democrático (PSD).

    En realidad, la venta de armas falsas ya estaba prohibida desde 1995, aunque la ausencia de sanciones para los comerciantes dificultaba su cumplimiento; ahora los vendedores y los propietarios de estas armas tendrán un plazo para entregarlas en las comisarías de la Policía Civil, donde serán destruidas.

    La modificación de la ley también contempla la inclusión de la Semana del Desarmamento Infantojuvenil en el calendario oficial del Estado de Río de Janeiro, que se celebrará en la semana del 12 de octubre de cada año.

    Estas medidas tienen lugar en medio del debate sobre la reducción de la mayoría de edad penal de los 18 a los 16 años, una medida impulsada por el presidente de la Cámara de los Diputados, Eduardo Cunha (Partido del Movimiento Democrático de Brasil) que ha levantado gran controversia en las últimas semanas.

    También llega cuando crecen las presiones de los diputados conservadores en el Congreso para acabar con el actual Estatuto del Desarmamento, que está vigente desde 2003 y que según los especialistas ha sido clave para estabilizar el número de homicidios, que hasta entonces crecía a un ritmo del 8% anual.

    Etiquetas:
    juguetes, armas, ley, Partido Social Democrático de Brasil, Eduardo Cunha, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook