En directo
    América Latina
    URL corto
    0 43
    Síguenos en

    El suicidio se ha convertido en la primera causa de muerte violenta en países de América Latina como Uruguay, que con poco más de 3 millones de habitantes registró 601 casos en 2014, un problema que afecta especialmente a jóvenes y obedece a múltiples causas, indicaron expertos a Sputnik Nóvosti.

    "Se trata de un problema multicausal que requiere de una mayor investigación porque influyen todo tipo de factores, desde genéticos y psicológicos, hasta culturales o ambientales", explicó Ariel Montalbán, responsable del programa de salud mental del Ministerio de Salud Pública (MSP) de Uruguay, país que celebra este viernes el día nacional de prevención del suicidio.

    Según el último informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que analizó el problema en 48 países de la región de las Américas durante el periodo 2005-2009, alrededor de 65.000 personas se quitan la vida cada año en el continente.

    Esto se traduce en 7,3 suicidios por cada 100.000 habitantes, lo que supone un promedio menor al mundial, cuya tasa se sitúa en 11,4; sin embargo, las cifras en la región varían de forma significativa entre los países.

    Pese a que Uruguay figura como uno de los países más prósperos de América Latina, la tasa de suicidios va en aumento, según reflejan datos del Ministerio de Salud.

    En 2014 se situó en 17,4 por cada 100.000 habitantes, superando a la cifra de homicidios cometidos en ese mismo periodo, 262, y a la de accidentes de tráfico, 538, lo que supone también un aumento respecto a 2013, cuando se registraron 545 suicidios.

    "Lo que más nos preocupa son los suicidios que se producen en edades comprendidas entre los 20 y los 44 años. Es complicado establecer conclusiones, por eso es necesario investigar con un enfoque de territorio, de género y de ciclos de vida", insistió Montalbán.

    Si bien "la conducta suicida es un problema de salud" real en Uruguay, los expertos también aclaran que estos datos deben ser leídos con cautela, ya que la forma de registro varía mucho dependiendo del país.

    "Uruguay tiene un buen registro de datos y eso influye a la hora de hacer las estadísticas. El área de epidemiología del Ministerio de Salud se ha preocupado por perfeccionar el sistema, se codifican mejor los datos", indicó Montalbán.

    En ese mismo sentido opinó el doctor Miguel Malo, experto en salud mental de la OPS, quien aseguró a Spunik Npovosti que "existen serios problemas con las bases de datos en muchos países por la forma en la que se reportan las muertes".

    EDAD Y GÉNERO

    Los datos también varían según la edad y el género: mientras que los hombres presentan tasas más altas que las mujeres en todos los países de la región y utilizan métodos más letales, son las mujeres quienes realizan más intentos de suicidio.

    El suicidio, continúa este estudio, es la tercera causa de muerte entre los jóvenes de 10 a 25 años y son los adultos de 70 años los que tienen más probabilidad de morir por esta causa.

    Para el doctor Montalbán, el solapamiento de los problemas relacionados con la violencia influyen significativamente.

    "Inciden la violencia de género, el maltrato sufrido durante la infancia y la adolescencia, pero también el estrés laboral y los modelos de vida familiares actuales, por eso es necesario promover la investigación en este sentido", apuntó el experto uruguayo.

    Para prevenir los casos de suicidio en la población más joven, el doctor Miguel Malo considera fundamental la intervención tanto en familias problemáticas como en colegios.

    "Es importante que disminuya la violencia y los casos de bullying, y es necesario trabajar para que los servicios de salud tengan mayor capacidad de atención para este tipo de problemas", agregó.

    En el 90% de los intentos de suicidio se detecta una patología psiquiátrica, por tanto, "su atención es fundamental".

    "La mayoría de los casos son evitables", observó Montalbán.

    Además de Uruguay, otros de los países que con las tasas de suicidio más altas, según el informe de la OPS de 2005-2009, fueron Guyana (26,2 por 100 mil habitantes), Surinam (23,3), Chile (11,2), Trinidad y Tobago (10,7), Estados Unidos (10,1), Cuba (9,9) y Canadá (9,7).

    Etiquetas:
    Organización Panamericana de la Salud (OPS), Ministerio de Salud Pública (MSP), Miguel Malo, Ariel Montalbán, Uruguay, América Latina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook