16:17 GMT +320 Noviembre 2019
En directo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    Ignorado por los grandes medios de comunicación de Brasil, los mismos que en su momento hicieron una campaña en su contra, el programa "Mais Médicos" del gobierno de la presidenta, Dilma Rousseff, cumplió el pasado 8 de julio dos años de existencia.

    El gran pecado del proyecto, elaborado en colaboración con la Organización Panamericana de Salud (OPAS) y que, como su nombre indica, únicamente pretendía suplir el enorme déficit de médicos del sistema sanitario de Brasil, era que para tal objetivo habría que importar médicos de otros países y, muy especialmente, de Cuba.

    A pesar de que el país caribeño tiene un sistema de salud que la directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, calificó como "el mejor sistema al que se puede tener acceso de manera universal", la derecha y el Consejo Federal de Medicina (CFM) de Brasil intentaron dinamitarlo desde sus inicios, acusando a los cubanos de "guerrilleros disfrazados" o "espías de Fidel".

    Víctima del rechazo de la derecha intransigente de Brasil, el médico cubano Juan Delgado al que llegaron a insultar llamando "esclavo" y "vuelve a África" a su llegada a Brasil, se convirtió en todo un símbolo del programa e incluso recibió disculpas oficiales por parte de la presidenta Rousseff en un acto simbólico el 22 de octubre de 2013.

    Un gesto más del compromiso inquebrantable del Partido de los Trabajadores (PT) y la presidenta con la hermandad con el pueblo cubano y la salud de los 63 millones de brasileños atendidos por el programa en 4.058 municipios de todo el país en los que trabajan, codo a codo con profesionales brasileños, mexicanos, venezolanos, etc. un total de 18.420 médicos cubanos, el grupo extranjero más numeroso del "Mais Médicos".

    Solamente la aportación de los médicos cubanos a la red pública de atención primaria de Brasil, Sistema Único de Salud (SUS), supuso un aumento del 36% del número de profesionales y aumentó en torno a un 33% el número de consultas mensuales y un 32% el número de visitas a domicilio en todo el país, unos datos increíbles para un sistema de salud público relegado al puesto 125º del mundo (Cuba ocupa el puesto 39º) en el ranking de la OMS.

    Un estudio realizado por la Universidad Federal de Minas Gerais (UMFG) reveló que el 95% de los pacientes atendidos por médicos del programa "Mais Médicos" se declararon como "muy satisfechos" con la atención recibida mientras que un 86% aseguraron que el programa fue clave para mejorar la calidad del servicio de salud en sus municipios.

    "Conocimos experiencias en otros países en el área de la atención primaria antes de decidirnos a iniciar el programa", dijo el exministro de Salud de Brasil, Alexandre Padilha, en el segundo aniversario del "Mais Médicos" y recordó que "aun permitiendo a extranjeros en el programa, percibimos que las plazas en el interior y en regiones aisladas no eran solicitadas, por eso nos decidimos firmar con la OPAS la tan necesaria aportación de médicos cubanos".

    Es un hecho, el 99% de los médicos del programa destinados a poblaciones indígenas del interior del país son cubanos, llegando incluso a etnias de la Amazonia, particularmente como los yanomami, los cuales recibieron la atención de 15 médicos cubanos que elevaron el número de consultas atendidas de 490 en 2013 a más de 7.000 en 2014.

    Juan Delgado, el médico cubano al que los racistas de la derecha brasileña requirieron enviar a África, ayuda casi dos años después a los indígenas de las etnias Ka'por, Awá-Guajá y Tenetehara-Guajajara del municipio de Zé Doca, en el norte del estado amazónico de Maranhao.

    La propuesta de decreto legislativo 33/2015 propuesta por los senadores del Partido Social Demócrata de Brasil (PSDB), Casio Cunha Lima y Aloisio Nunes, los mismos que integraron la polémica comitiva senatorial a Venezuela en junio, pretende ahora acabar con uno de los programas más exitosos del gobierno del PT en Brasil.

    Posiblemente, la mejor respuesta a las intentonas de la derecha y los grandes medios de comunicación de Brasil por desacreditar esta brillante colaboración con el gobierno de Cuba, sea la del propio exministro Padilha: "Están poniendo una cuestión partidaria e ideológica por delante de la salud pública".

    Etiquetas:
    Más Médicos, Organización Panamericana de la Salud (OPS), Organización Mundial de Salud (OMS), Alexandre Padilha, Dilma Rousseff, Cuba, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik