02:57 GMT +314 Noviembre 2019
En directo
    OEA inicia observación de conflicto migratorio entre República Dominicana y Haití

    OEA inicia observación de conflicto migratorio entre República Dominicana y Haití

    © REUTERS / Ricardo Rojas
    América Latina
    URL corto
    0 22
    Síguenos en

    El jefe de la misión de la OEA que inspeccionará el conflicto migratorio entre Haití y República Dominicana, Francisco Guerrero, dijo a Sputnik Nóvosti que en los pasados meses hubo avances en este último país "tanto en gestión administrativa como en el deseo de encontrar soluciones constructivas".

    Guerrero, secretario de asuntos políticos de la OEA (Organización de los Estados Americanos), añadió que "hemos ofrecido la creación de una comisión tripartita, Haití, República Dominicana y OEA, un tema que está siendo estudiado por la cancillería dominicana".

    La misión de la OEA se extenderá entre este viernes 10 y el martes 14 y tendrá como objetivo evaluar la situación migratoria de miles de dominicanos de origen haitiano que podrían ser deportados.

    "La misión de la OEA va a recabar información en terreno y a hablar con todas las partes involucradas para presentar un informe al secretario general, Luis Almagro. El objetivo es tener una visión directa e imparcial sobre lo que está sucediendo", indicó Guerrero.

    El propósito del foro hemisférico es tender puentes entre ambos países para buscar una solución, por ello, la misión se reunirá tanto con las autoridades como con organismos que están realizando tareas de registro de las personas migrantes.

    El canciller de Haití, Lener Renauld, advirtió el miércoles que existe un gran riesgo de que su país se encuentre con decenas de desnacionalizados, y pidió que "se respeten los derechos de sus compatriotas que viven en la República Dominicana".

    El embajador dominicano ante la OEA, Pedro Vergés, replicó que Haití "intenta infundir temor en la comunidad internacional por una supuesta crisis humanitaria que se generaría al ellos recibir a sus nacionales".

    Situación de temor

    Organizaciones de la sociedad civil confían en que la misión de la OEA ayude a calmar la situación entre ambos países.

    El ambiente que se respira en Dominicana es de "mucho miedo", por lo que algunas personas han tomado la iniciativa de regresar a Haití ante el temor a ser deportadas, dijo a Sputnik Nóvosti la directora del Centro para la Observación Migratoria y el Desarrollo Social en el Caribe (OMBICA), Bridget Wooding.

    El gobierno dominicano alega que 36.000 personas se han ido de forma voluntaria a Haití, pero ese argumento no convence a las organizaciones que trabajan en la materia, según Wooding, cuyo grupo se dedica a problemas migratorios con perspectiva de género.

    "República Dominicana está en todo su derecho de deportar a personas que están en situación irregular, siempre y cuando les haya dado una oportunidad para regularizar su estado, pero no queda claro que el proceso del plan de regularización haya sido justo", dijo Wooding.

    El Plan Nacional de Regularización de Extranjeros de República Dominicana rigió entre el 1 de junio de 2014 y el 17 de junio de este año para todos los inmigrantes irregulares.

    "No se puede mandar a Haití a personas que han nacido aquí en República Dominicana. Este es su país y tendrían que tener el derecho a la nacionalidad. Ahora corren el riesgo de convertirse en apátridas perseguidos por el estado dominicano", aclaró Wooding.

    Además, continuó la directora de OMBICA, Dominicana tiene cuatro condenas de la Corte Interamericana de Derechos Humanos por asuntos relacionados con personas inmigrantes o sus descendientes y expulsiones de dominicanos y haitianos.

    "Pese a tener su documentación en regla, estas personas fueron expulsadas y el país no ha tomado medidas para evitarlo", agregó.

    Larga tradición de migraciones

    Los dos países, cuyos territorios se encuentran en la isla de La Española, tienen una larga tradición de migraciones, sobre todo de haitianos hacia Dominicana, algo que se remonta a más de un siglo, cuando cruzaban la frontera para trabajar en la industria azucarera.

    En 2013, el Tribunal Constitucional de República Dominicana rechazó un recurso de amparo presentado por una mujer nacida en ese país, cuyos padres eran haitianos sin residencia legal, y cuya partida de nacimiento dominicana le fue retenida cuando se presentó a tramitar su documento de identidad.

    La Constitución dominicana determina que toda persona que nazca en su territorio tiene derecho a la nacionalidad, aunque sus padres sean extranjeros.

    Pero el argumento del tribunal se basó en un artículo constitucional según el cual no pueden ser registrados los nacimientos de hijos de extranjeros que se encuentren "en tránsito".

    El máximo tribunal fue más allá en su dictamen, pues ordenó a las autoridades revisar el estatus de todas las personas que hubieran nacido en Dominicana desde 1929 y cuyos padres fueran extranjeros indocumentados.

    El resultado fue el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros, que convirtió en apátridas a miles de personas, principalmente hijos de haitianos.

    Etiquetas:
    Plan Nacional de Regularización de Extranjeros, migración, Organización de Estados Americanos (OEA), República Dominicana, Haití
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik