Widgets Magazine
En directo
    Montevideo, la capital de Uruguay

    Uruguay recuerda su experiencia del 2002 ante la actual crisis griega

    CC BY 2.0 / Christian Córdova / Montevideo
    América Latina
    URL corto
    0 18

    Los dos actores principales en el manejo de la crisis económica uruguaya de 2002, el entonces presidente Jorge Batlle y su ministro de Economía, Alejandro Atchugarry, recordaron su experiencia y la compararon con el momento que pasa hoy Grecia, "la Argentina de Europa", consultados por Sputnik Nóvosti.

    "¿Usted sabe que a los griegos les dicen los argentinos de Europa? Grecia está en una actitud más similar a la que tuvo Argentina en su momento, lo opuesto a nosotros, que cuando vino la crisis siempre quisimos pagar, cumplir las obligaciones", contó Batlle.

    La propuesta uruguaya, explicó, fue "pagar el mismo valor, con el mismo interés y la misma moneda, renegociando los plazos. Y nos fue muy bien, porque a los seis meses ya estábamos colocando títulos en moneda uruguaya en el mercado internacional". 

    En cambio, en Argentina la actitud "fue la opuesta: se declararon en default en el Congreso, en medio de aplausos y festejos", recordó el presidente uruguayo entre 2000 y 2005.

    Noches sin dormir

    Cuando alguien tiene tales responsabilidades, contó Batlle, "la única cosa que pasa por su cabeza es que usted no duerme de noche. Porque si usted tiene una casa que se le desmorona encima suyo, y la quiere arreglar pero no sabe si va a llegar, entonces no duerme".

    "Esas noches en blanco trataba de no pensar. Me levantaba de la cama, iba a la buhardilla y leía cosas que me distrajeran para no estar todo el tiempo en lo mismo: libros sobre la genética de los caballos de carrera por ejemplo", recordó.

    Al ministro de Economía de entonces le pasó algo similar. "Tomar medidas y resolver cuestiones políticas en ese contexto era terriblemente difícil. A nadie le gustaban las medidas, ni a nosotros mismos, dormíamos muy mal, pero si no las tomábamos el resultado iba a ser muchísimo peor", dijo Atchugarry.

    Apoyo social

    "En Uruguay la sociedad fue fundamental para la salida de la situación en 2002 sindicatos, partidos políticos, ciudadanos de a pie, todo el mundo entendió y ayudó. Sin renunciar a quejarse tuvo una actitud muy madura, pero una cosa es quejarse y otra es incendiar la pradera", contó.

    Para el ex ministro de Economía la solución es "dialogar con todo el mundo, siendo claro y mostrando la situación".

    "La gente acá, en Grecia y en el Himalaya es inteligente y se da cuenta que cuando la situación es tan dificil hay pocas soluciones disponibles, y patear todo e incendiar la pradera genera mucho más costo social que asumir las medidas" de austeridad, explicó.

    El ex presidente Batlle consideró que casos de este tipo pueden generar conmoción en una sociedad: “Cuando una crisis es dura, y caen el producto, y el empleo, existen distintos grados de conmoción en la sociedad, y por suerte en Uruguay no ocurrió nada de una gravedad extrema”.

    “Sin embargo, la gente nunca puede evaluar ni internar lo que hubiera pasado si fracasábamos en lo que hicimos. Ahí sí que hubiera habido un estallido, no solo habrían caído bancos, habrían caído las instituciones”, afirmó.

    Para Batlle, una de las claves fue estar rodeado de “gente muy capaz”.

    “Sabíamos que estábamos al borde del precipicio, en una carretera de montaña, con la pared rocosa de un lado y el abismo del otro, viajando a toda velocidad sin querer ni pensar qué pasaba si alguien cometía un error. Todo eso nos subió la presión, pasamos muy mal, seguramente a alguno le hizo mal al corazón o a las arterias, pero no nos cambió la actitud, queríamos cumplir, y trabajamos para ello”, explicó.

    Además:

    Сrisis de la deuda en Grecia
    Etiquetas:
    crisis económica, Alejandro Atchugarry, Jorge Batlle, Grecia, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik