En directo
    América Latina
    URL corto
    Proceso de paz en Colombia (261)
    0 01
    Síguenos en

    El presidente Juan Manuel Santos dijo este martes que “el posconflicto ya comenzó en Colombia” y que las negociaciones con la guerrilla FARC están “silenciando las armas”, mientras sectores opositores consideran en cambio que el diálogo está “empantanado” y “perdiendo credibilidad” ante frecuentes ataques guerrilleros.

    “En La Habana estamos silenciando las armas y en Colombia estamos construyendo la paz”, dijo Santos este martes ante el Foro de Oslo, en Noruega, según el discurso publicado por la Presidencia colombiana.

    “Podemos decir que, en la práctica, el posconflicto ya comenzó en Colombia”, añadió, al hablar de las negociaciones de paz con la guerrilla comunista Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que se realizan en Cuba.

    Pero para el senador Alfredo Rangel, del Centro Democrático (oposición de centro derecha), los diálogos de paz están “empantanados”, pierden “credibilidad” y el futuro a mediado plazo es “oscuro” ya que la guerrilla sigue realizando ataques y hay muchos temas “sin solución a la vista”.

    Los diálogos “están absolutamente empantanados, y perdiendo credibilidad entre la población, que no entiende cómo se negocia en La Habana mientras siguen los ataques de la guerrilla”, afirmó Rangel consultado por Sputnik Nóvosti.

    El gobierno de Santos negocia con FARC desde fines de 2012 en La Habana para poner fin al conflicto armado que se remonta a medio siglo.

    El 15 de abril Santos anunció el reinicio de los bombardeos contra la guerrilla, a la que acusó de romper deliberadamente la promesa de cese al fuego unilateral realizada en diciembre pasado. La decisión fue tomada después de que 10 militares colombianos murieran en un choque con guerrilleros en el departamento del Cauca (suroeste).

    Para Marc Chernick, director del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Georgetown, “la creciente violencia subraya que Colombia no está en una situación de ‘posconflicto’”.

    “Sin embargo, es verdad que el gobierno ha iniciado políticas y programas que usualmente sólo se aplican luego de terminado un conflicto, como la reparación a las víctimas, el desarrollo de documentos de memoria histórica o el comienzo de un programa conjunto entre FARC y el Ejército para el desminado”, agregó.

    Según el senador Rangel, “el gobierno debe exigir a FARC que para parar el conflicto se concentre con todos sus hombres y todas sus armas en un lugar geográfico a determinar, con supervisión internacional, para parar de forma irreversible las acciones”.

    “A mediano plazo es muy oscuro el futuro de los diálogos de paz. Tiene muchos problemas: las FARC no aceptan la justicia, no aceptan pagar ni un día de cárcel por sus acciones, ni quieren entregar las armas. Hay muchos temas pendientes y sin solución a la vista”, explicó.

    Para Chernick, que también trabaja en el departamento de Ciencia Política de la Universidad de los Andes (Bogotá), el apoyo que busca Santos en el exterior “es clave, especialmente con el creciente pesimismo que hay dentro de su país ante la creciente violencia de las últimas seis semanas”.

    Santos –que el lunes visitó al papa Francisco en el Vaticano– subrayó en su discurso en Oslo que el conflicto colombiano es de una gran complejidad. “Resolver un conflicto de estas dimensiones requiere trabajar en prácticamente todos los aspectos de nuestra vida como nación”, afirmó. “Estamos hablando de cerca de 250.000 colombianos muertos y más de 7 millones de víctimas, incluyendo un número inmenso de personas desplazadas”, explicó.

    Marc Chernik se preguntó si es posible afirmar que la negociación con la guerrilla sigue “en marcha”.

    “Ha avanzado más allá de cualquier proceso de paz anterior con FARC. Inicialmente, Santos dijo que el proceso llevaría meses, no años. Hoy, casi tres años después, ambas partes han alcanzado acuerdos” pero “siguen pendientes puntos cruciales a negociar, incluyendo el de la justicia, el cese al fuego y el desarme, desmovilización y reinserción”, explicó.

    Pero también “es verdad que buena parte de la opinión pública colombiana está perdiendo la paciencia”, acotó.

    Tema:
    Proceso de paz en Colombia (261)

    Además:

    Gobierno colombiano y las FARC extienden actual ciclo de conversaciones
    Parapolítica terminó en Colombia, pero queda mucho por hacer
    El ELN acusa al Gobierno colombiano de provocar el fin de la tregua de las FARC
    FARC-EP pide al Gobierno colombiano "abrir archivos" para conocer la verdad del conflicto
    Etiquetas:
    FARC, Juan Manuel Santos, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook