En directo
    América Latina
    URL corto
    0 60
    Síguenos en

    En declaraciones exclusivas a Sputnik, la abogada Almudena Bernabéu, que coordina la causa en Florida contra uno de los presuntos asesinos de Víctor Jara, escondido en EEUU, dice que "la familia desea que sea extraditado a Chile, pero hasta que eso ocurra había que personarse en Florida y demostrar que participó en el asesinato de Víctor Jara".

    Dice Bernabéu que "la familia ha trabajado con los fiscales de Chile, donde se creó una unidad para casos relacionados con violaciones de los derechos humanos, y Víctor Jara, cuya historia y muerte es también la historia del Estadio Chile, el primer campo de prisioneros, de tortura y muerte en el contexto del golpe de Estado del 11 de septiembre del 73".

    Gracias a todo este trabajo, la fiscalía chilena logra "una serie de testimonios a través de los cuales resulta posible establecer la responsabilidad de este hombre, Pablo Barrientos, localizado en Florida".

    Pero sin la presencia física del imputado en Chile no podía realizarse el procesamiento ni la apertura del juicio oral, "de modo que la familia de Jara, después del gran esfuerzo realizado, se vio en la tesitura de no poder hacer nada, y es entonces", añade Bernabéu, "cuando envía una solicitud de extradición a EEUU, que no ha sido contestada ni honrada en más de dos años".

    "Cuando los fiscales chilenos tuvieron conocimiento del trabajo desarrollado por la CJA", explica, "sugirieron a la familia que se pusiera en contacto con nosotros para interponer algún tipo de demanda en EEUU".

    La demanda, civil, "fue considerada como el mejor instrumento, dadas las circunstancias", y aunque obviamente, de ganarse el juicio, la pena no acarrearía cárcel, "establecería el daño punitivo, o sea, la culpa del individuo, y la compensación a las víctimas, en este caso a la familia, la viuda de Víctor, Joan Jara, y las hijas, Manuela (fruto del matrimonio de Joan con su primer esposo, el coreógrafo, actor y bailarín chileno Patricio Bunster) y Amanda, a las que no les interesa el dinero, pero que de ganar lograrían establecer ante los tribunales estadounidenses la responsabilidad del asesino".

    Para la veterana abogada, "el gobierno norteamericano se ha dado cuenta de la importancia de investigar la presencia de violadores de los derechos humanos en su país, gentes que entre las oleadas de refugiados, uno de los mejores aspectos de EEUU, se coló, y que después, por cuestiones de política exterior, y también debido a lo grande que es, pudo quedarse".

    "Hay que exponer a esta gente", remata, "gente con sangre en las manos, y hacer justicia, e involucrarse, algo en lo que finalmente EEUU ha invertido dinero, personal, capacitación, etc., y el siguiente paso es que EEUU acepte que es un jugador más en el tablero de ajedrez del derecho internacional a nivel mundial, quizá porque su defecto, como el de España o Inglaterra, es haber sido imperio, y era fundamental respectar a la región latinoamericana, a sus gobiernos, sus jueces y abogados, y reconocer que sus sistemas de justicia son válidos, sus peticiones de extradición son válidos, y que los procesos deben de ser honrados".

    Etiquetas:
    extradición, Pablo Barrientos, Víctor Jara, Almudena Bernabéu, Chile, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook