En directo
    América Latina
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    El Gobierno de Colombia decidió la madrugada del jueves ordenar detener la fumigación de las plantaciones ilegales de coca, alegando que el producto utilizado podría ser causante de cáncer.

    La decisión, vista con recelo por Washington, pone fin a un programa de más de dos décadas y cuestiona la eficacia de la estrategia antidrogas de EEUU en la región, y particularmente en Colombia, uno de sus aliados estratégicos.

    aEn marzo, una agencia de la Organización Mundil de la Salud (OMS) declaró que el glifosato –un producto químico utilizado en las fumigaciones, pero también en numerosos herbicidas– puede ser causante de cáncer.

    La Corte Suprema de Colombia determinó anteriormente que se pusiesen fin a las fumigaciones si habían indicios de que las fumigaciones podían afectar a la salud de la población.

    Por su parte, la estadounidense Agencia de Protección Medioambiental (EPA, por sus siglas inglesas) considera que no existen "pruebas convincentes" de que el glifosato pueda ser cancerígeno.

    Anteriormente, EEUU presionó a Bogotá para que mantuviese el programa de fumigaciones, y el embajador estadounidense en Colombia, Kevin Whitaker, publicó un artículo de opinión en el diario El Tiempo defendiendo su uso.

    Los críticos de este programa antinarcóticos denuncian que las fumigaciones afectan a la salud de la población campesina y al medio ambiente, además de no haber sido efectivas contra el narcotráfico.

    Además:

    ONU aclara que Colombia supera al Perú en producción de hoja de coca y en hectáreas de cultivo
    Etiquetas:
    cáncer, coca, Agencia de Protección Medioambiental, Organización Mundial de la Salud, EEUU, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook