En directo
    América Latina

    Niña “restituida” desde México a EEUU por secuestro da negativo en la prueba de ADN

    América Latina
    URL corto
    0 33

    El rocambolesco caso, que ha durado ocho años, de una menor mexicana de 14 años "restituida" el fin de semana por la Interpol a EEUU desde Guanajuato, México, por haber sido presuntamente secuestrada, terminó con una prueba negativa de ADN y fue devuelta este miércoles desde Houston, Texas.

    "Los resultados de la prueba practicada el lunes 20 de abril (en EEUU) resultaron negativos respecto a la madre que solicitó la restitución, por lo que de manera inmediata se procedió a operar la repatriación de la menor", anuncio la cancillería mexicana en comunicado.

    La niña del estado de Guanajuato fue arrebatada por la Interpol a sus padres verdaderos el pasado viernes 17 de abril, por orden de un juez estadounidense, con una autorización de un juzgado mexicano, avalado por la cancillería que autorizó a Interpol "restituirla" a Houston, Texas.

    La cancillería de México afirma que actuó "como autoridad central en el marco de la Convención de La Haya sobre los Aspectos Civiles de la Sustracción Internacional de Menores", a través de la dirección general de Protección a Mexicanos en el Exterior, tras recibir en 2007 la solicitud de "retorno de una menor que fue sustraída de EEUU por su padre".

    El gobierno mexicano afirma a través del despacho de Relaciones Exteriores que, en aquel momento, la información apuntaba a que la niña "podría encontrarse en Tacatzcuaro, Michoacán", por lo que el expediente fue remitido al Tribunal Superior de ese estado del centro del páis latinoamericano.

    En marzo de este año 2015, la autoridad central estadounidense, es decir el departamento de Estado de EEUU como contraparte, "informó que la (supuesta) madre había viajado a Guanajuato y había identificado a la menor, lo cual confirmaba que se trataba de su hija, a quien había buscado por ocho años".

    La información proporcionada por EEUU –que resultó falsa tras la prueba genética de ADN-, contenía "datos del nombre con el que se habría registrado a la menor en México y sus señas particulares".

    Los padres verdaderos de la menor denunciaron que la mujer de origen mexicano que reclamaba como suya a la niña, tenía un parentesco secundario con una cuñada de la madre biológica en México, y que eso podría haber causado la confusión entre dos menores distintas.

    México afirma que se vio obligado a acatar estándares internacionales en materia de restitución internacional de la Conferencia de La Haya de Derecho Internacional Privado.

    Interpol intervino para presentar a la adolescente y, en audiencia ante el juzgado, se determinara su identidad. El 17 de abril pasado, se llevó a cabo la audiencia en México, y una jueza ordenó la restitución de la menor a su presunto lugar de residencia habitual: Houston Texas, EEUU.

    Sin embargo, los familiares reales de la menor expresaron que se trataba de una niña distinta y "ante la controversia suscitada respecto a su identidad", la Cancillería "solicitó la intervención de los consulados de México en Laredo y Houston, además de la autoridad central estadounidense y el Centro para Niños Desaparecidos y Explotados, y de realizar pruebas de ADN en EEUU, para comprobar si se trataba de la niña sustraída.

    Lo denuncia fue finalmente descartada por la prueba científica. La madre verdadera de la niña, dijo al noticiario Imagen que espera que termine la pesadilla para asimilarla y pensar en una contrademanda contra quien resulte responsable.

    Etiquetas:
    ADN, Interpol, Alondra Luna Núñez, Guanajuato, Texas, EEUU, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik