En directo
    América Latina
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    Durante su visita a la Asamblea Legislativa de Portugal este martes, el vicepresidente de Brasil, Michel Temer, habló de las políticas de austeridad del país luso como ejemplo para Brasil.

    Aunque pueda parecer poco relevante, el discurso del líder del Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB) y aliado principal del Partido de los Trabajadores (PT) en el gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, supone un fuerte contraste a los discursos tanto de Rousseff como el expresidente Lula da Silva desde el inicio de la crisis financiera mundial.

    Ambos líderes del PT habían criticado fuertemente las medidas de austeridad exigidas por la canciller de Alemania, Angela Merkel, en países como Portugal, España, Grecia e Irlanda, alegando que la austeridad sin estímulos a la economía suponía asfixiar a las clases trabajadoras.

    Sin embargo, con su plan de ajustes esperando su aprobación en el Congreso Nacional de Brasil, el vicepresidente Temer no ha tenido reparos en asegurar que la polémica declaración "es una opinión personal" y que "si ha dado resultados en Portugal seguramente los dará en Brasil".

    Para evitar las peligrosas comparaciones con un país que fue rescatado por la Troika (BCE, FMI y CE) en 2011 a través de 78.000 millones de euros, Temer corrigió inmediatamente sus palabras al recordar que Portugal "pasó por una fase muy difícil" y que Brasil ahora se enfrenta "algunas dificultades".

    Además, el del PMDB no pudo ocultar las prisas de su sigla por aprobar el Proyecto de Ley 4330/2004 en el Senado, el cual permitirá la total liberalización de las empresas públicas y privadas para terciarizar servicios, dando un golpe de gracia a los derechos laborales de la Constitución del Trabajador de 1943.

    Un polémico proyecto que no solamente le ha enfrentado con las principales centrales sindicales del país, Central Única de Trabajadores (CUT) y Central Trabajadores de Brasil (CTB), sino con sus propios aliados del PT y, en especial, con la presidenta Dilma Rousseff quien apoyó abiertamente las manifestaciones sindicales que este miércoles se repetirán en todo el país.

    Además:

    Política de austeridad provoca aumento de los ‘bancos de comida’ en Reino Unido, según estudio
    Standard & Poor's aplaude las medidas de austeridad de Dilma Rousseff
    Etiquetas:
    austeridad, Michel Temer, Portugal, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook