Widgets Magazine
En directo
    Beretta 9000S 9mm

    Policías uruguayos vendían armas a la mayor facción del narcotráfico de Río de Janeiro

    © Flickr/ James Case
    América Latina
    URL corto
    0 01

    Según un artículo publicado por el diario uruguayo El País, tres policías subalternos, un expolicía y un empresario de Rivera fueron detenidos la semana pasada por agentes de la Dirección Nacional de Información e Inteligencia Policial y la Dirección General de expresión del Tráfico Ilícito de Drogas (DGRTID).

    El negocio era sencillo: las facciones brasileñas proporcionaban drogas a cambio de armamento automático, valorado en unos 300.000 dólares, el cual resulta difícil y costoso de conseguir en Brasil debido a las fuertes restricciones para su venta y distribución en el país amazónico.

    Esa misma ciudad del estado sureño de Rio Grande do Sul habría sido el destino de las armas antes de ser redistribuidas dentro de Brasil, siendo el principal cliente el Comando Vermelho, lo cual explicaría la preferencia por armas ligeras de tipo automático como las pistolas 9mm modelo Browning, Beretta, Ithaca, Smith & Wesson 357, Jericó y la ametralladora ligera de fabricación israelita, UZI 9mm.

    Como declaró la semana pasada el ministro de Defensa de Brasil, Jaques Wagner, durante la presentación del Sistema de Información de Fronteras (SISFRON) en la feria de Defensa LAAD 2015, en Río de Janeiro, "Brasil vive una guerra absurda contra el tráfico de armas y drogas en sus fronteras; este sistema supondrá un corte radical de sus actividades y por tanto cortará el flujo de armas y drogas a nuestras ciudades".

    Este sistema permitirá el control de los 17.000 kilómetros de las 10 fronteras de Brasil por medio de una red integrada de satélites, drones, vehículos blindados y puestos avanzados de coordinación que evitarán operaciones caras y aparatosas como la Operación Ágata que el mes de marzo de 2014 movilizó a 30.000 soldados del Ejército brasileño, logrando incautar 19.000 kilos de droga.

    En este contexto, Paraguay y Uruguay son los principales puntos de entradas de armamento y droga en Brasil, muchas veces bajo la supervisión de facciones criminales como el Primero Comando Capital (PCC) y el Comando Vermelho (CV) que mantienen redes activas y parte de sus miembros en ambos países.

    Según la Secretaria Nacional de Seguridad Pública de Brasil, en la última década 226.000 armas fueron recuperadas por la policía brasileña, de las cuales la mayoría, el 18,8%, fueron recuperadas en el estado fronterizo de Río Grande do Sul y entre los narcotraficantes de Río de Janeiro (16,4%).

    La Secretaría calcula que en Brasil existen al menos 16 millones de armas de fuego de las que 7,6 millones(47%) están siendo utilizadas de manera ilegal, siendo curioso el "efecto boomerang" ya que el 80% fueron fabricadas en Brasil de forma legal y regresaron de forma ilegal a través de redes mafiosas de contrabando.

    Además:

    El País: Policías traficaron 300 armas a mafias de Brasil
    Etiquetas:
    SISFRON, DGRTID, Comando Vermelho (CV), Jaques Wagner, Uruguay, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik