En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    El Senado de México condenó este jueves la muerte a balazos del mexicano Rubén García Villalpando, 31 años, el pasado viernes 20 de febrero en la Ciudad de Euless.

    Los legisladores expresaron su "sentimiento de indignación" y exigieron "gestiones pertinentes que permitan una sanción ejemplar a los responsables".

    El pleno del Senado se pronunció contra el "uso de la violencia excesiva e innecesaria", en la muerte a causa de los disparos realizados por un oficial de la policía de la ciudad de Grapevine, en el condado texano de Tarrant.

    La Cámara Alta del Congreso expresó su protesta ante estas prácticas de parte de "toda autoridad que tiene a su cargo el orden y la seguridad de las personas" en EEUU.

    La prensa de EEUU reportó que la operación policial comenzó por una llamada de alerta a la policía por un presunto asalto en una plaza comercial de Grapevine. Al llegar los agentes de la policía, Rubén García salió corriendo y abordó un automóvil abandonado en el estacionamiento, y comenzó una persecución.

    García paró el auto y se bajó con los brazos en alto y sin armas en las manos; uno de los agentes policiacos le pidió que se detuviera y Rubén continuó avanzando con los brazos en alto, por lo que ante la negativa a detenerse los agentes accionaron sus armas de fuego y le dieron muerte.

    Se trata de la segunda muerte de un mexicano en 10 días, luego que tres policías de Pasco, Washington, asesinaron a balazos al mexicano Antonio Zambrano Montes, quien de acuerdo con un video lanzaba piedras y desobedeció a los agentes, a pesar de haber corrido con las manos en alto en señal de rendición.

    El Senado solicitó a la secretaría de Relaciones Exteriores de México que "impulse las acciones pertinentes, ante las autoridades del condado de Tarrant, para realizar las investigaciones conducentes a esclarecer la responsabilidad penal en que hayan incurrido los agentes implicados en el incidente".

    Los senadores mexicanos exigieron implementar medidas para evitar que en casos futuros las autoridades estadounidenses hagan "uso indiscriminado e indignante de medios de prevención delictiva desproporcionados, en perjuicio de la integridad y la vida de las personas".

    Las autoridades mexicanas fueron exhortadas a demandar ante las autoridades de EEUU "acciones y medidas tendientes a procurar obtener la reparación del daño" y el Senado ha creado un grupo especial de trabajo para ambos casos que han desatado una ola de indignación en México y la comunidad latina en EEUU.

    El Gobierno de México condenó el miércoles además que la muerte del mexicano fue anunciada cuatro días después al Consulado General de México en Dallas, por la viuda y no por una autoridad estadounidense, "una notoria violación del Departamento de Policía de Grapevine a la obligación de proveer de notificación consular" conforme la Convención de Viena.

    El canciller dijo el martes al Senado que en el último año ha habido 76 casos de uso excesivo de la fuerza contra migrantes mexicanos en EEUU, y uno de ellos resultó en la muerte de un mexicano, de manera que el saldo de muertes ahora se eleva a dos.

    Además:

    México condena la muerte a tiros de un mexicano por policías en EEUU
    Senado de México condena uso excesivo de la fuerza contra mexicanos en EEUU
    Qué opinan los estadounidenses sobre el uso de armas por la policía
    Etiquetas:
    policía, Senado de México, EEUU, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook