Widgets Magazine
09:02 GMT +314 Octubre 2019
En directo
    Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, con primera dama Cilia Flores

    ¿Cómo era el plan para derrocar a Nicolás Maduro?

    © AFP 2019 / Juan Barreto
    América Latina
    URL corto
    0 171
    Síguenos en

    El pasado de 12 de febrero el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunciaba al mundo que su Gobierno había logrado frustrar un plan de golpe de estado para derrocarlo.

    El mandatario detalló que el complot sería ejecutado por varios políticos opositores y oficiales de la Fuerza Aérea Venezolana, algunos de ellos detenidos desde el año pasado, y que estaba financiado por funcionarios de EEUU.

    Este jueves el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, mostró en el canal de televisión VTV algunas evidencias del plan golpista. Entre ellas, un video de 8 minutos de duración que fue grabado el 10 de febrero en la ciudad de Maracay (centro de Venezuela) por los oficiales que participarían en la intentona golpista.

    "Tenemos las llamadas de toda la vinculación (…) en ese vídeo son seis personas, que se pusieron uniformes" y que "lo iban a sacar desde Miami con en el contacto que tienen en EEUU que es Patricia Poleo", aseguró.

    Además, detalló que los militares involucrados en el complot mantenían contactos con funcionarios de la embajada estadounidense en Caracas, quienes les facilitarían visas en caso de que el golpe de estado fracasara.

    Cabello también aseguró que la investigación continúa y que la justicia venezolana dará con todos los involucrados en la conspiración.

    Los detalles del complot

    Según Cabello el golpe de estado se iniciaría con la publicación en varios medios nacionales e internacionales de un "Acuerdo Nacional para la Transición" firmado por la opositora María Corina Machado, el Alcalde Metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, y el dirigente opositor Leopoldo López, detenido por su responsabilidad en los disturbios de 2014 que se saldaron con 43 muertos.

    El documento contenía 5 puntos:

    1. Decía que Gobierno de Maduro ya estaba en fase terminal.

    2. Convocaba a los venezolanos a un acuerdo para una transición.

    3. Bajo el hipotético nuevo Gobierno, se recurriría a instituciones como el Fondo Monetario Internacional (FMI).

    4. Planteaba el nombramiento de una nueva directiva de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), "que sería afín a Obama y Psaki".

    5. Insertar nuevamente a Venezuela en los "circuitos financieros internacionales y obtener de ellos los apoyos económicos necesarios para superar los problemas a corto plazo".

    La siguiente fase del plan consistía en una serie ataques aéreos contra el Palacio de Miraflores (sede del Gobierno) y otros edificios clave situados en Caracas, entre ellos el canal de televisión Telesur. El avión, modelo Tucano EMB, sería traído desde el exterior.

    Una vez que se generara el caos, los golpistas tenían previsto difundir un video protagonizado por el General de Brigada Oswaldo Hernández Sánchez en el que anunciaba que la Fuerza Armada se había sublevado contra el Presidente Nicolás Maduro y que este había sido derrocado.

    Sin embargo, el mandatario venezolano informó que las fuerzas de seguridad impidieron la grabación de este video y los conspiradores optaron por realizar otro con dos oficiales y dos civiles vestidos con uniformes militares.

    La persona que realizó esta filmación ya se encuentra detenida, informó.

    Las reacciones internacionales

    Ante los señalamientos en su contra, el gobierno de EEUU no tardó en reaccionar. La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, negó las denuncias hechas por Nicolás Maduro y aseguró que su gobierno no promueve la desestabilización de Venezuela.

    "Los señalamientos hechos por el Gobierno venezolano de que Estados Unidos está involucrado en conspirar en un golpe y la desestabilización no tiene basamento y son falsos", aseguró.

    Otro de los países acusados por el mandatario venezolano de ser promotores del golpe de estado fue España. Su ministro de Exteriores, José García-Margallo, desestimó esta acusación y aseguró que "carece en absoluto de fundamento".

    Ecuador, por su parte, manifestó a través de un comunicado diplomático su apoyo al mandatario venezolano y su rechazo a la violencia que promueven los sectores de la oposición.

    "Hacemos votos por el pronto restablecimiento de la paz social en el hermano país y porque prime el respeto al Gobierno y a las instituciones legítimamente constituidas", señalaba el documento.

    El secretario general de la UNASUR, Ernesto Samper, también se solidarizó con el presidente de Venezuela ante los planes para derrocarlo.

    "Unasur reitera su voluntad de encontrar caminos democráticos y pacíficos y reitera su apoyo al Presidente Nicolás Maduro", escribió Samper en su cuenta de Twitter.

    Desde que asumió la presidencia de Venezuela tras ganar unas reñidas elecciones presidenciales, Nicolás Maduro ha tenido que enfrentar varias acciones violentas promovidas por sectores de la oposición que no reconocen su legitimidad. En 2014 varias ciudades del país fueron escenario de una serie de protestas violentas conocidas como 'la salida' que dejaron un saldo de 43 muertos y decenas de heridos.

    Además:

    El doble rasero de EEUU y la ONU en caso de Venezuela
    Etiquetas:
    golpe de Estado, Antonio Ledezma, Diosdado Cabello, Leopoldo López, Ernesto Samper, José Manuel García-Margallo, Jen Psaki, Nicolás Maduro, Barack Obama, Ecuador, Venezuela, España, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik