En directo
    Sede de Petrobras

    La utilización política de Petrobras ahuyenta a los inversores, según especialista

    © Flickr/ worldsurfr
    América Latina
    URL corto
    0 0 0

    Núcleo del mayor escándalo de corrupción de la historia de Brasil, la utilización política de la petrolera semiestatal Petrobras por parte del Gobierno de Dilma Rousseff sería el principal problema para lograr atracción en los mercados, declaró en una entrevista con Sputnik Alex Luiz Ferreira.

    "En algunos Gobiernos, las estatales brasileñas han sido usadas para cumplir objetivos de política económica contrarios a su función de mercado, por no hablar de la ocupación política de cargos técnicos y de la corrupción", aseguró Ferreira, Doctor en Economía Teórica de la Universidad de Sao Paulo, quien citó el reciente aumento del 8% en el precio de los carburantes como "ejemplo ilustrativo" de las contradicciones en Petrobras.

    En este sentido, los argumentos para aplicar el aumento en las tarifas empleados por el Gobierno de Dilma Rousseff, accionista principal de Petrobras, fueron los 27.000 millones de reales (9.603 millones de dólares) que tendrá que recaudar para equilibrar sus cuentas y cumplir con los objetivos económicos de 2015.

    "Estas interferencias además de perjudicar el desempeño de la empresa, el volumen y el precio del petróleo producido en el país, ahuyentan a los posibles inversores y causan una gran pérdida en el valor de la empresa", concluyó.

    El pasado 6 de febrero, el nombramiento del expresidente del Banco de Brasil y hombre de confianza de Dilma Rousseff, Aldemir Bendine, como nuevo presidente de Petrobras fue recibido con pérdidas de hasta un 11% de las acciones de la petrolera en la Bolsa de Sao Paulo.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Las acciones de Petrobras caen casi un 8% tras el anuncio del nuevo presidente
    El partido de Rousseff recibió $200 millones de Petrobras, según exgerente detenido
    Etiquetas:
    Petrobras, Alex Luiz Ferreira, Dilma Rousseff, Brasil