23:58 GMT +313 Noviembre 2019
En directo
    Aborto

    El presidente del Congreso de Brasil no permitirá votar sobre la legalización del aborto

    © Flickr/ Don Urban
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    El nuevo presidente de la Cámara de los Diputados de Brasil y representante del Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB), Eduardo Cunha, prometió a sus aliados en Río de Janeiro que no permitirá la votación sobre la legalización del aborto durante su mandato.

    "La regulación de la prensa y el aborto solo serán votados por encima de mi cadáver", fueron las palabras exactas del diputado evangélico de 56 años, según una información divulgada este lunes por el diario brasileño Estadao en la que se afirma que el diputado se habría pronunciado en esos términos durante una cena con sus compañeros de partido, el alcalde y el gobernador de Río de Janeiro, Alberto Paes y Luiz Fernando Pezao, el pasado jueves.

    Ese mismo día, el político se había reunido en Brasília con la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, para limar asperezas después de que la líder del Partido de los Trabajadores (PT) hiciese campaña en contra de la elección de Cunha en la Cámara de los diputados, un error táctico que le ha costado un enfrentamiento con el PMDB, su partido aliado en el Gobierno y mayoritario en ambas cámaras del Congreso Nacional de Brasil.

    Como presidente de la Cámara baja del Congreso Nacional, Cunha decidirá los asuntos que serán tratados y votados por los diputados federales, por tanto, su oposición a permitir una votación sobre la legalización del aborto puede ser entendida como una victoria política del creciente sector evangélico en el país, un éxito asociado al ritmo vertiginoso con el que se ha propagado la Iglesia Evangélica en Brasil que actualmente representa al 27% de los habitantes del país.

    Recientemente, el diario británico The Guardian recogió una estadística que sitúa a Brasil como uno de los países en los que al aborto ilegal genera más muertes, con un promedio de una víctima mortal cada dos días y 200.000 ingresadas en hospitales a consecuencia de los procedimientos traumáticos practicados en las interrupciones de embarazo empleados por clínicas ilegales de aborto o en sus propios domicilios.

    Además:

    El peligroso tabú del aborto en Brasil
    Cada dos días muere una brasileña a causa de un aborto clandestino
    Etiquetas:
    Congreso Nacional de Brasil, Dilma Rousseff, Eduardo Cunha, Luiz Fernando Pezao, Alberto Paes, Río de Janeiro, Brasil, Partido de los Trabajadores
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik