En directo
    América Latina
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    Una mafia de expolicías federales, traficantes de armas y drogas, dedicada al robo de hidrocarburos de los ductos de Pemex y a la venta ilegal de combustibles, valorados en dos millones de dólares mensuales, fue desarticulada en México, informó la PGR (Fiscalía Federal).

    Los delincuentes tenían ingresos mensuales de más de 30 millones de pesos (unos 2 millones de dólares al cambio actual) producto de la venta de tres millones de litros de combustible refinado robados, en su mayoría diésel, dijo en un informe Tomás Zerón, jefe de la Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría General de la República (PGR).

    La banda también cometía delitos de extorsión, robo de vehículos, tráfico de armas, homicidios y distribución de drogas, dijo el jefe de la agencia investigadora federal.

    Los ladrones de petróleo, quienes "hasta hace cuatro años eran policías federales", estaban liderados por Alberto Fernández en el estado de Guanajuato (centro de México).

    Una red con diversas autoridades a través del abogado Gerardo de los Ríos, y del contador Juan Saldierna, también detenidos, proporcionaba a la red datos de los operativos que las autoridades llevaban a cabo en su lucha contra el robo de hidrocarburos, dijo el alto cargo de la Fiscalía.

    El 5 de enero de 2015, los federales localizaron una toma clandestina en la carretera Celaya-Salamanca con una derivación a una bodega de granos, con una instalación oculta en el drenaje, indica el informe.

    Desde ese lugar se sustraía el diésel en camiones con tanques ocultos, para transportar el combustible robado hasta una bodega en la ciudad industrial de Salamanca, donde era traspasado a camiones tanques hacia los compradores finales.

    Los agentes federales confiscaron 11 armas de fuego, entre ellas un fusil de asalto AK-47, otras armas exclusivas de las fuerzas armadas, seis propiedades, 26 vehículos, 12 son de lujo, entre ellas una camioneta Hummer blindada.

    Esta organización se encuentra relacionada con otro grupo desarticulado en septiembre del 2014 en el mismo estado de Guanajuato, donde se aseguraron tracto-camiones, empresas y bienes.

    En septiembre del año paso, Pemex reveló que en los primeros ocho meses de 2014 había perdido 7,5 millones de barriles de combustible, con un valor estimado en 15.300 millones de pesos (poco más de 1.000 millones de dólares), reveló Emilio Lozoya, director general de la petrolera estatal.

    En los primeros ocho meses de 2014, según el último balance, Pemex clausuró 2.745 tomas clandestinas de hidrocarburos, una tendencia al alza, dado que en 2012 detectó 1.635 robos a los ductos y en 2013 subió a 2.612.

    México exporta unos 400 millones de barriles al año, un 80% a EEUU, y los ingresos fiscales del Gobierno se nutren de una tercera parte de los impuestos petroleros a Pemex.

    Además:

    Proyectos petroleros de alto costo en México pararían por caída de precios del crudo
    Los caballos de raza, pista que llevó al FBI hacia el cártel mexicano de “Los Zetas”
    Etiquetas:
    Pemex, Tomás Zerón, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook