En directo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    El Tribunal de Justicia Militar del estado de São Paulo (TJMSP) expulsó en los últimos cuatro años a 50 oficiales de la Policía Militar (tenientes, capitanes, comandantes y coroneles), la mayoría por asuntos relacionados con la corrupción.

    Entre las principales infracciones cometidas por los oficiales están el desvío de dinero público para provecho propio, la aceptación de dinero a cambio de ventajas de cualquier tipo y la prevaricación; retrasar o dejar de hacer voluntariamente una práctica para satisfacer un interés personal.

    A pesar de las sanciones, la justicia militar brasileña ha vuelto a estar en el punto de mira en las últimas semanas debido al informe de la Comisión Nacional de la Verdad (CNV), que analizó los crímenes contra los derechos humanos cometidos en Brasil durante la dictadura militar y que provocó la reacción airada de buena parte de los militares, descontentos con sus conclusiones.

    En una parte del informe la CNV calificaba a los tribunales militares como una "retaguardia judicial para la represión" y aseguraba que aún hoy son unos órganos que practican la connivencia y la omisión de denuncias graves sobre violaciones de los derechos humanos.

    La CNV, al igual que muchos colectivos de izquierda y organismos internacionales, piden la desmilitarización de la Policía Militar, que tan solo en los últimos cinco años ha matado a 11.197 personas, según datos publicados recientemente por el Foro Brasileño de Seguridad Pública.

    Además:

    El exdirector de Petrobras afirma que la corrupción está presente "en Brasil entero"
    El coordinador de la Comisión de la Verdad de Brasil critica el silencio de los militares
    En Brasil la Comisión de la Verdad culpa a 377 militares por crímenes durante la dictadura
    Etiquetas:
    Comisión Nacional de la Verdad (CNV), Policía Militar de Brasil, Tribunal de Justicia Militar del estado de São Paulo (TJMSP), Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook