En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    Las investigaciones en el caso de los 43 estudiantes desaparecidos indican que un grupo "numeroso" de jóvenes de la escuela normal de maestros de Ayotzinapa, estado de Guerrero, fue asesinado, dijo este martes el Procurador General de México, Jesús Murillo.

    El procurador dijo que no podía afirmar que los 43 estudiantes habían sido asesinados en el basurero de Cocula, donde fueron encontrados restos calcinados hace más de un mes: "de todos no puedo decirlo" que hayan sido muertos allí.

    "Puedo asegurar que allí mataron a un grupo de estudiantes numeroso", dijo el titular de la Procuraduría federal mexicana en entrevista con el noticiario nacional Imagen.

    Cocula es un pueblo vecino de Iguala, Guerrero (220 km al sur), donde la noche del 26 de septiembre y la madrugada siguiente fueron atacados a balazos por policías y narcos, confabulados con el alcalde esa ciudad, dos autobuses repletos de aspirantes de magisterio rural, con saldo de seis muertos, 20 heridos y 43 desaparecidos.

    La declaración ha sido hecha tras la identificación de uno de los 43 jóvenes normalistas, anunciada el fin de semana, como Alexander Mora de 17 años, lograda en el análisis de 17 distintos despojos humanos, enviados a un laboratorio forense en Innsbruck, Austria, con la colaboración de antropólogos argentinos que investigan a pedido de los familiares.

    La conclusión federal de un asesinato en masa se extrae de "las declaraciones y confesiones de los propios asesinos, pero ninguno de ellos nos da una cifra exacta, uno habla de 40 (estudiantes asesinados), otro de más de 30, pero ninguno tiene un dato preciso", dijo Murillo.

    El fiscal descartó la posibilidad de esclarecer la suerte de todos los 43 desaparecidos, "los restos clasificados, son muy pocos, sólo 17; de estos uno pasó un examen nuclear (de ADN), los demás van a un examen mitocondrial, y pasará un tiempo hasta que se logren nuevos resultados", anunció Murillo.

    Familiares de 43 estudiantes piden al Senado de México anular poderes en Guerrero
    © Foto : Cortesía de la oficina de prensa extranjera del Senado de México

    La masacre "nos causa indignación y preocupación, aplicamos por órdenes del presidente de la República (Enrique Peña) toda la fuerza del Estado, para que quede claro que todos los culpables serán castigados, para que nadie se anime a repetir una cosa de esta naturaleza", dijo el procurador.

    "Brutalidad y estupidez impensable"

    El máximo responsable federal de la investigación confirmó que las pesquisas continúan, con balance preliminar de 80 detenidos, encabezado por el alcalde de Iguala y 44 policías, además de cinco asesinos directos confesos, y el resto por complicidad.

    Sin embargo, aún falta encontrar y arrestar a otros 11 acusados de participar "en el último tramo" de la masacre.

    Murillo ratificó la versión de que los alumnos de origen humilde fueron agredidos por policías de Iguala por orden del alcalde detenido, José Luis Abarca, quien quería evitar que los jóvenes boicotearan un acto de campaña de su mujer, también detenida.

    Los policías de Iguala habrían entregado a los estudiantes a otros policías del vecino pueblo de Cocula, que a su vez los entregaron a sicarios del grupo narcotraficante Guerreros Unidos, que culminaron el crimen.

    Murillo dijo que las autoridades federales y de Guerrero ya investigaban al grupo narcotraficante con vínculos políticos, antes de las agresiones aquella noche de septiembre, pero que "era impensable esa brutalidad y estupidez, no era ni de penarse".

    "Se estaban investigando bandas, no solo para descabezarlas, porque la pulverización nos complica todo, la intención era desarticular la banda completa, y en ese momento ocurren los hechos" contra los estudiantes de Ayotizinapa, reveló.

    "Lo más lamentable y doloroso es ver a jóvenes contra jóvenes que después lo narran con desparpajo terrible, eso me afecta muchísimo", dijo el procurador.

    La muerte a diario "produce cansancio"

    El alto funcionario se volvió blanco de las críticas en las redes sociales cuando ante una pregunta al final de una conferencia de prensa para anunciar el hallazgo de restos calcinados en Cocula, expresó "ya me cansé", y la frase se volvió una tendencia dominante en Twitter.

    "No es un trabajo fácil, pero lo que me impacta es lo que veo a diario, donde la muerte, el engaño y el secuestro es un asunto diario, y sí produce un cansancio, aunque me vuelvan a poner en Twitter", dijo.

    "Es la muestra clara de una necesidad de cambio en muchas estructuras del país, la clara confesión de las prácticas y amenazas de la población, la vulnerabilidad de los municipios ante la delincuencia, hay que hacer cambios estructurales", dijo.

    El procurador defendió así un decálogo de medidas, anunciadas por Peña y encabezadas por la intervención constitucional en municipios infiltrados por el crimen organizado.

    El problema más grave es entre estados del sur de México, rezagados al desarrollo, dijo mencionando a Chiapas, Guerrero y Oaxaca, habitados por empobrecidas comunidades indígenas, aparatadas en regiones montañosas.

    Los criminales confesos afirman que quemaron los cuerpos de los jóvenes, los desmembraron y los lanzaron al rió San Juan de Cocula, de donde dos bolsas fueron rescatadas, y enviadas a Austria.

    La versión se acerca a la que adelantó a Sputnik Nóvosti el sacerdote católico Alejandro Solalinde, basada en confesiones de testigos temerosos por sus vidas, antes que cualquier revelación.

    Forenses argentinos plantearon el reto pendiente de establecer la conexión entre el hallazgo de los restos incinerados en el basurero de Cocula y otros encontrados en un río cercano.

    El informe del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) advierte que "la evidencia que une a ambos sitios (el basurero y el río San Juan) por ahora, es esencialmente testimonial; es decir, se desprende por el momento del testimonio de los inculpados".

    Peña sufre su peor crisis política y se ha convertido en el presidente más impopular en 20 años, según sondeos, por el hartazgo acumulado de 7 años de violencia que ha causado 100.000 muertos y más de 22.000 desaparecidos.

    Además:

    Familiares de 43 estudiantes piden al Senado de México anular poderes en Guerrero
    Pésame de Peña por confirmación de muerte de uno de los 43 desaparecidos en México
    Procuraduría confirma identificación de uno de los 43 estudiantes desaparecidos en México
    Los padres de 43 secuestrados en México seguirán luchando por la justicia, dice su abogado
    Identificado por forenses uno de los 43 estudiantes desaparecidos en México
    Etiquetas:
    Alejandro Solalinde, Jesús Murillo, México, Iguala
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook