En directo
    África
    URL corto
    4657
    Síguenos en

    Han transcurrido casi 10 años de que Mubarak fuera depuesto a causa de las protestas masivas que dieron lugar a la revolución de 2011 y los egipcios lamentan haber depuesto a su expresidente que gobernó por 30 años ese país con mano de hierro.

    Hosni Mubarak era uno de los generales más importantes de las fuerzas aéreas de Egipto y logró gobernar su país durante tres décadas, hasta el año 2011, cuando las masivas protestas consiguieron deponerlo. Casi una década ha transcurrido desde entonces y muchos egipcios ahora recuerdan la gestión de Mubarak con nostalgia y admiten que cometieron un error porque él era el rostro de la estabilidad en ese país.

    © Sputnik / Vladimir Rodoinov
    El corresponsal del medio ruso AyF Georgy Zotov, recogió los testimonios de varios egipcios que recuerdan cómo participaron de las masivas marchas donde criticaban al expresidente por estar sometido por su esposa, lo acusaban de que sus hijos se estaban enriqueciendo con miles de millones de dólares del Estado y el prolongado tiempo que gobernaba el país.

    Los ciudadanos le contaron a Zotov que el pueblo creía que podía y quería vivir mejor, pero casi 10 años después sienten que los años de Gobierno de Mubarak fueron los más estables que el país experimentó porque no les faltaba trabajo y el país era próspero en turismo.

    "Egipto está invirtiendo mucho dinero en vigilar los centros turísticos y rodearlos con tanques", dijo el propietario de una agencia de viajes en el Cairo a tiempo de recordar que con Mubarak el país era seguro y los turistas no tenían miedo de que en cualquier momento pudiese ocurrir un atentado o un golpe de Estado.

    Lo que recuerdan con más nostalgia es la estabilidad económica, pues Mubarak no tocó los precios, el tipo de cambio de su moneda nacional frente al dólar fue estable por años y había muchas ventajas para que la gente pobre no se quede sin comida.

    En los últimos años de gobierno, Mubarak era odiado —cuenta un guardia de seguridad que también participó de las protestas— y ahora los egipcios viven peor, por eso ahora "quieren hacer una momia con él y adorarlo" por todo lo bueno que hizo.

    El expresidente egipcio Hosni Mubarak falleció el 25 de febrero de 2020 a los 91 años en un hospital de El Cairo tras someterse semanas antes a una cirugía.

    Etiquetas:
    economía, turismo, política interna, revolución, protestas, Hosni Mubarak, Egipto
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook