08:27 GMT27 Septiembre 2020
En directo
    África
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El presidente de Malí, Ibrahim Boubacar Keita, secuestrado durante un golpe militar en el país, fue liberado por los insurgentes, indicó el portal Jeune Afrique citando a la familia del mandatario.

    Además, una fuente militar maliense comunicó a Sputnik que el presidente depuesto de Malí no está bajo arresto domiciliario.

    El portal de noticias Jeune Afrique informó antes que Keita fue trasladado a su residencia en Sebenikoro, actualmente custodiada por los insurgentes.

    "La residencia está actualmente bajo vigilancia de las fuerzas de seguridad únicamente para garantizar la seguridad [del presidente], esto no es arresto domiciliario", dijo la fuente.

    Además la fuente añadió que hasta ahora otros políticos detenidos durante el golpe militar no han sido liberados.

    El 18 de agosto en Malí estalló un motín en una base militar situada cerca de Bamako. Un grupo de altos cargos militares se amotinaron y detuvieron al presidente Keita y a varios ministros. Horas después el mandatario anunciaba su dimisión y la disolución del Parlamento y del Gobierno.

    Los militares amotinados crearon un comité nacional de salvación, cerraron las fronteras aéreas y terrestres y decretaron el toque de queda. Además anunciaron que realizarán una transición política civil antes de la convocatoria de elecciones en un plazo razonable.

    Las tensiones políticas en el país africano se agudizaron desde la reelección de Keita como presidente del país en agosto de 2018, en unos comicios marcados por numerosas irregularidades, según la oposición.

    Al presidente, de 75 años, le acusan de corrupción, incapacidad para combatir a los insurgentes yihadistas que no paran sus ataques desde 2012, y de la crisis económica agravada por la pandemia del COVID-19, en un país dependiente de la producción de oro y algodón.

    Etiquetas:
    protestas, golpe de estado, Malí
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook