17:44 GMT +317 Diciembre 2018
En directo
    Un experto analiza un diamante

    El conflicto al que Rusia y Botsuana no logran encontrarle una solución

    © Sputnik / Kirill Kallinikov
    África
    URL corto
    1151

    Rusia y Botsuana no logran llegar a un acuerdo acerca de cuál de los dos países ocupará la vicepresidencia del Proceso de Kimberley, sistema que regula el mercado de los diamantes.

    Rusia es el mayor productor de diamantes en bruto por volumen y por valor. Botsuana, por su parte, es el principal exportador de diamantes en términos de valor y el segundo en términos de volumen, siendo Rusia el primero.

    Te puede interesar: Encuentran en la región rusa de Yakutia dos diamantes de 97 y 85 quilates

    Las dos naciones son miembros del Proceso de Kimberley, un sistema de certificación que cuenta con la participación de 54 países y tiene el objetivo de evitar que los llamados diamantes de sangre —aquellos obtenidos en una zona de guerra y que se utilizan para financiar conflictos bélicos— entren en el mercado mundial.

    Anualmente, el vicepresidente del sistema asume el puesto principal y un nuevo vicepresidente es anunciado tras las negociaciones llevadas a cabo en el encuentro anual de los miembros. Del 12 al 16 de noviembre se llevó a cabo en Bruselas la reunión de 2018. Rusia y Botsuana desean ocupar el puesto vacante, pero no lograron llegar a un acuerdo. Por el momento, los países presentaron una candidatura conjunta.

    Sin embargo, "los dos solicitantes continuarán sus discusiones, de acuerdo con las reglas pertinentes, acerca de la secuencia de sus respectivas vicepresidencias y le informarán por escrito al presidente del Proceso de Kimberley sobre el resultado del mismo antes del 31 de diciembre de 2018", destaca la declaración conjunta del último encuentro del Proceso de Kimberley.

    Tema relacionado: Botsuana: la "isla política" en la sabana africana

    Cornelius Dekop, ministro de Finanzas y Planificación de Desarrollo de Botsuana, insiste en que el país debe ocupar el puesto ya que, según él, dieron preferencia a Rusia en una ocasión anterior.

    "Nuestro argumento es que tuvimos una situación similar en 2005, en la que cedimos ante Rusia. Ahora estamos tratando de convencerlos de que se inclinen por nosotros", dijo el ministro al medio botsuano Mmegi.

    Por su parte, Yuri Shelementiev, director del Centro Gemológico de la Universidad Estatal de Moscú, destacó que la posición de presidente del Proceso de Kimberley tiene carácter solo nominal, es decir, no afecta en nada en los negocios.

    Shelementiev explicó que el sistema de certificaciones del Proceso Kimberley fue creado para asegurar a los compradores que los diamantes no son conflictivos, es decir, no financian guerras ni abusos. El experto puso de relieve que en Rusia, contrariamente a lo que sucede en algunos países africanos, siempre se ha llevado a cabo una estricta regulación sobre el mercado de diamantes.

    "Tenemos un control muy estricto sobre cada gema, lo que no ocurre en los países africanos. Cuando surgió el Proceso de Kimberley, Rusia ni siquiera entendió de que se trataba", afirmó Shelementiev al portal Rueconomics.

    Rusia se convirtió en un miembro del Proceso de Kimberley en 2000. Cinco años más tarde asumió la presidencia de la organización. Botsuana en este momento ocupó el cargo de vice, convirtiéndose en líder el año siguiente.

    Te puede interesar: Científicos descubren que caminamos sobre un auténtico tesoro de diamantes

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    diamantes, Proceso de Kimberley, Botsuana, Rusia