En directo
    África
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACDH) anunció el inicio de una investigación de las atrocidades en la región de Kasai de la República Democrática del Congo (RDC).

    El jefe de la OACDH, Zeid Raad al Hussein, "saluda el lanzamiento de la investigación internacional de los eventos en las regiones de Kasai de la RDC", escribió la oficina de la ONU en Ginebra en su cuenta de Twitter.

    "Las víctimas merecen justicia", enfatizó el alto comisionado.

    Por su parte, la organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) comunicó que el Gobierno del país africano se comprometió a cooperar y facilitar el acceso a la región de Kasai.

    "La investigación internacional de la OACDH da una esperanza de que se descubra la verdad sobre la horrible violencia observada en la región de Kasai desde agosto" de 2016, dijo Laila Matar, representante de la ONU en la organización, al calificar esta acción de "un paso hacia la justicia para miles de víctimas".

    Matar precisó la importancia de que las autoridades de la RDC garanticen "el acceso ilimitado y todo apoyo necesario para que se pueda crear un informe independiente y creíble".

    Lea también: Cómo desestabilizar un país con un teléfono celular

    En septiembre de 2016 la oposición congoleña empezó a organizar manifestaciones contra el presidente de la RDC, Joseph Kabila, acusándolo de la aspiración a permanecer en el poder o aplazar las elecciones eliminando de la Constitución la cláusula que limita los mandatos presidenciales.

    La oposición radical insistió en destituir al mandatario el 19 de diciembre pasado cuando expiraba su mandato, desde entonces empezaron protestas acompañadas de disturbios.

    Según un informe de la Iglesia Católica, desde agosto de 2016 al menos 3.300 personas fueron asesinadas en la región de Kasai.

    En particular, los investigadores de la ONU encontraron al menos 40 fosas comunes en la región de Kasai.

    Además, dos pacificadores de la ONU en la RDC, Michael Sharp (EEUU) y Zaida Catalán (Suecia), que desaparecieron el 12 de marzo de 2017, fueron hallados muertos a finales de ese mes en las afueras de la ciudad de Kananga en la provincia de Kasai donde participaban en una misión para la estabilización y la paz.

    Lea más: Más de 100 muertos por enfrentamientos en la República Democrática del Congo

    A principios de junio la OACDH exigió que el Gobierno de la RDC le diera respuesta hasta el día 8 sobre la posibilidad de organizar una investigación conjunta de las infracciones en la provincia de Kasai al explicar que las áreas donde se producen los choques son de difícil acceso.

    Además:

    Secretario general de la ONU confirma la muerte de dos cascos azules en Congo
    Guterres: hoy en día es imposible ganar una guerra
    Consejo de Seguridad de la ONU llama a investigar la muerte de dos cascos azules en Congo
    Etiquetas:
    investigación, violencia, ONU, Human Rights Watch, República Democrática del Congo (RPC)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook