En directo
    75 aniversario de la Gran Victoria
    URL corto
    11255
    Síguenos en

    El próximo 24 de junio, Rusia celebra el desfile militar dedicado al 75 aniversario de la victoria sobre el nazismo. Sin embargo, no todas las armas que hicieron posible la victoria de la URSS sobre las tropas de Hitler, hacen presencia en la Plaza Roja de Moscú.

    Los legendarios tanques T-34 y los lanzacohetes Katiusha se convirtieron en símbolos de la lucha del Ejército ruso en la Segunda Guerra Mundial.

    No obstante, la victoria de la URSS sobre los nazis habría sido imposible sin varias otras armas, señala el diario ruso Izvestia. Adolf Hitler incluso exhortaba a evitar un combate directo contra algunas de ellas.

    Tanque IS-2

    A principios de 1942, el comando militar soviético entendió que el Ejército necesitaba nuevos tanques pesados que pudieran moverse de la misma manera que el T-34.

    En octubre de 1943, el IS-2 apareció en los campos de batalla y rápidamente se convirtió en el principal tanque pesado del Ejército soviético, que infundía terror en los tanques nazis Tiger y Panther.

    El tanque soviético IS-2 (archivo)
    © Sputnik / Boris Kudoyarov
    El tanque soviético IS-2 (archivo)

    Cuando el Ejército Rojo obtuvo el IS-2, Adolf Hitler dio la orden de no entrar en batalla directa contra estos tanques, porque los nazis no tenían ninguna posibilidad de sobrevivir en esos combates.

    En la batalla de Ternopil, llevada a cabo en abril de 1944, los IS-2 destruyeron 36 vehículos de los nazis. El tanque desempeñó un importante papel en todas las operaciones de combate en 1945, incluida la Batalla de Berlín.

    La última vez que se utilizó el IS-2 fue en abril de 1961, en Cuba, donde 41 tanques soviéticos participaron en la operación para aplastar el desembarco de los estadounidenses en la bahía de Cochinos.

    Ahora, el IS-2 más antiguo de Rusia está expuesto en el parque Patriot.

    Cañón autopropulsado ISU-152

    En otoño de 1943, el Ejército Rojo recibió un cañón autopropulsado denominado Objeto 241, más tarde llamado ISU-152. Su prototipo se creó en tan solo 25 días.

    Los proyectiles de 50 kg de estos cañones no dejaban ninguna oportunidad a los tanques y cañones autopropulsados alemanes. El ISU-152 se aplicó en la gran mayoría de las operaciones de combate en la segunda mitad de 1944 y la primera de 1945.

    El cañón autopropulsado ISU-152
    © Sputnik / Pavel Lisitsin
    El cañón autopropulsado ISU-152

    En la Wehrmacht lo apodaron abrelatas.

    La última vez que se utilizó el ISU-152 fue para eliminar las consecuencias del accidente de la central nuclear de Chernóbil.

    Obús M-30 de 122 mm

    Se convirtió rápidamente en el principal obús del Ejército Rojo. En 1943, se creó un proyectil acumulativo para el M-30 que aumentó drásticamente su eficacia en la lucha contra los vehículos blindados nazis.

    El obús soviético M-30 de 122 mm
    © Sputnik
    El obús soviético M-30 de 122 mm

    El exitoso diseño del obús fue la clave de su longevidad. La producción del M-30 duró hasta 1955 y se produjeron más de 19.500 unidades. Después de la guerra, se fabricaron en Bulgaria y China.

    A pesar de que el obús se retiró de producción desde hace mucho tiempo, sigue en servicio en varios países. En particular, los utilizaron las tropas gubernamentales de Siria en la guerra civil.

    Cañón ZIS-3 de 76 mm

    Solo en 1942 se produjeron algo más de 10.000 cañones ZIS-3 y durante toda la guerra un total de 48.000 unidades de esta arma.

    Los soldados del Ejército Rojo usan el cañón ZIS-3 de 76 mm contra las tropas de los nazis
    © Sputnik / Efim Kopyt
    Los soldados del Ejército Rojo usan el cañón ZIS-3 de 76 mm contra las tropas de los nazis

    Hasta principios de 1943, el ZIS-3 era capaz de golpear a casi cualquier vehículo blindado alemán a una distancia de 500-700 metros. Pero con la llegada de los Tiger y los Panther su capacidad se volvió insuficiente.

    Terminada la guerra, algunas de estas armas se entregaron a los aliados soviéticos, que las revendieron a su vez a otros países. En algunos lugares de África, el ZIS-3 sigue en servicio.

    Tanque de río: lancha BKA-433

    El 10 de octubre de 1943, la nave blindada BKA-433 pasó a formar parte de la flotilla de Azov.

    La nave blindada BKA-433
    La nave blindada BKA-433

    Los llamados tanques de río se convirtieron en uno de los símbolos de la victoria: participaron en las batallas desde el 22 de junio de 1941. Lucharon en todos los ríos y lagos donde se produjeron las batallas de la Gran Guerra Patria —la guerra soviética contra el régimen nazi de 1941-1945—.

    Actualmente, el BKA-433 se expone en el Museo Central de las Fuerzas Armadas en Moscú.

    Etiquetas:
    armas, militares, Día de la Victoria, desfile, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook