En directo
    Noticias: 75 aniversario de la Gran Victoria
    URL corto
    Por
    2221
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Este 1 de septiembre se cumplen 81 años de la invasión alemana de Polonia, que marcó el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, el mayor conflicto armado en la historia, que costó la vida de millones de personas y dio inicio al nuevo orden mundial.

    La Segunda Guerra Mundial, que involucró a 61 Estados con una población de 1700 millones de personas, fue desatada por la Alemania nazi, la Italia fascista y el Japón militarista.

    Las acciones militares tuvieron lugar en el territorio de 40 países, así como en los mares y océanos.

    Antecedentes

    La Segunda Guerra Mundial se debe a la exacerbación de contradicciones sociales, ideológicas y nacionales, tanto dentro de varios de los países grandes del mundo, como entre los Estados. La situación tensa también se vio agudizada por la militarización de todas las esferas de la vida pública.

    Soldados rusos durante la Segunda Guerra Mundial
    © Sputnik / Alexandr Ustinov
    Sin embargo, la principal razón del estallido de la Segunda Guerra Mundial fue el rumbo de Alemania y sus aliados hacia una violenta redistribución del mundo.

    Con el ascenso de Adolf Hitler al poder en 1933, Alemania se convirtió en la principal fuerza del militarismo internacional.

    Creando una sólida base económico-militar, Alemania, Italia y Japón comenzaron a implementar su política agresiva. En 1935, los fascistas italianos invadieron Etiopía. En marzo de 1936, las tropas de Alemania entraron en la zona desmilitarizada de Renania y en marzo de 1938, en Austria, eliminando de este modo a un Estado europeo independiente.

    A su vez, a principios de los años 1930, Japón ocupó el territorio de China del Noreste, al crear una plataforma para los ataques contra la URSS, Mongolia y el resto de China.

    Para la primavera (boreal) de 1939, Alemania se apoderó de todo el territorio de Checoslovaquia y la región de Klaipeda de Lituania. Mientras Italia, en abril de 1939, ocupó Albania.

    Al mismo tiempo, Alemania denunció el acuerdo naval de 1935 con el Reino Unido, rompió la declaración de 1934 con Polonia sobre el no uso de fuerza y ​​concluyó en 1939 el 'Pacto de Acero' con Italia, en virtud del cual las partes se comprometieron a proporcionarse asistencia militar mutua en caso de guerra.

    Por su parte, el Reino Unido y Francia abandonaron el sistema de seguridad colectiva en Europa, propuesto por la Unión Soviética. En estas condiciones, la URSS, al quedarse en aislamiento político, se vio obligada a firmar el 23 de agosto de 1939 un pacto de no agresión con Alemania.

    Europa y África

    La Segunda Guerra Mundial inició el 1 de septiembre de 1939 cuando Alemania atacó a Polonia. El 3 de septiembre, el Reino Unido y Francia, aliados de Polonia, declararon la guerra a Alemania.

    En abril y mayo de 1940 las tropas alemanas ocuparon Dinamarca, Noruega y Bélgica, y luego, a través de los Países Bajos y Luxemburgo, fue atacada Francia, que capituló el 22 de junio.

    El 10 de junio de 1940 Italia se sumó a la guerra para apoyar a Alemania: en agosto se apoderó de la Somalia Británica, partes de Kenia y Sudán, y a mediados de septiembre invadió Egipto desde Libia, tratando de abrirse paso hasta Suez.

    Sin embargo, entre enero y mayo de 1941 las tropas británicas, con el apoyo de la población insurgente y los partisanos, expulsaron a los italianos de la Somalia Británica, Kenia, Sudán, Etiopía, la Somalia Italiana y Eritrea.

    Paralelamente con las hostilidades en Europa y África, continuó expandiéndose la agresión de Japón en China. Las tropas japonesas ocuparon la parte norte de la Indochina francesa y comenzaron la invasión de las regiones sureñas de China.

    En primavera de 1941, Estados Unidos envió las tropas a Groenlandia y en verano, a Islandia, creando allí sus bases militares.

    El 1 de marzo de 1941, las tropas fascistas alemanas entraron en Bulgaria, que se unió al Pacto Tripartito entre Alemania, Italia y Japón, concluido el 27 de septiembre de 1940, que fija las obligaciones de las partes de proporcionar ayuda política, económica y militar mutua.

    En abril de 1941, las tropas italo-alemanas, húngaras y búlgaras tomaron Grecia y Yugoslavia, y en mayo Alemania invadió la isla de Creta. Así, para verano de 1941, todos los países de Europa Occidental y Central fueron ocupados por la Alemania nazi y la Italia fascista.

    La URSS y Japón

    El 22 de junio de 1941, las tropas de Alemania atacaron a la Unión Soviética, marcando el inicio de la Gran Guerra Patria (1941-1945). Junto con Alemania, contra la URSS lucharon Hungría, Rumanía, Eslovaquia, Finlandia, Italia y en agosto se les unió Noruega.

    El 12 de julio de 1941 se firmó un acuerdo entre la URSS y el Reino Unido sobre las acciones conjuntas contra Alemania, y el 2 de agosto fue alcanzado un pacto con EEUU sobre la cooperación económica y militar.

    Para evitar el riesgo de la creación de bases nazis de apoyo en Oriente Medio, entre agosto y septiembre de 1941 las tropas soviéticas e inglesas entraron en Irán.

    El 7 de diciembre de 1941, con el ataque a Pearl Harbor Japón desató la guerra contra EEUU, y el 8 de diciembre, EEUU, el Reino Unido y otros países de la coalición antifascista declararon la guerra a Japón. El 11 de diciembre Alemania e Italia declararon la guerra a EEUU.

    Japón ocupó para principios de 1942 a Malasia, Indonesia, Filipinas, Birmania, infligió una gran derrota a la flota inglesa en la ensenada de Siam, otra a la flota anglo-norteamericana-holandesa en la operación de Java y estableció su dominio en el mar.

    Sin embargo, después de que la Fuerza Aérea y la Fuerza Naval de EEUU vencieron a la flota nipona en los combates del Mar de Coral (mayo de 1942) y junto a la isla Midway (junio), a fines de 1942 Japón fue obligada a abandonar su plan de ataque a la URSS y pasar a la defensa en el Pacífico.

    La entrada de EEUU y Japón en la contienda modificó la correlación de fuerzas y amplió las fronteras de la confrontación bélica.

    El primer gran fracaso de la Wehrmacht en la Segunda Guerra Mundial fue la derrota durante la Batalla de Moscú (1941-1942), que frustró definitivamente la "guerra relámpago" nazi y echó por tierra el mito de la invencibilidad del Ejército alemán.

    Contraofensiva

    El año 1943 marcó el inicio de la contraofensiva de las tropas soviéticas que condujo a la derrota de la agrupación alemana de 33.000 unidades durante la Batalla de Stalingrado (17 de junio de 1942 – 2 de febrero de 1943), dio inicio al cambio radical en la Gran Guerra Patria e influyó todo el transcurso de la Segunda Guerra Mundial.

    • Militares rusos durante la Batalla de Stalingrado
      Militares rusos durante la Batalla de Stalingrado
      © Sputnik / Georgy Zelma
    • Combates en las calles de Stalingrado
      Combates en las calles de Stalingrado
      © Sputnik / Natalia Bode
    • Militares rusos durante la Batalla de Stalingrado
      Militares rusos durante la Batalla de Stalingrado
      © Sputnik / Georgy Zelma
    • Soldados celebrando la victoria en la batalla de Stalingrado
      Soldados celebrando la victoria en la batalla de Stalingrado
      © Sputnik / Gueorgui Zelma
    1 / 4
    © Sputnik / Georgy Zelma
    Militares rusos durante la Batalla de Stalingrado

    Comenzó la expulsión masiva del enemigo del territorio de la URSS. La Batalla de Kursk (5 de julio – 23 de agosto 1943) y la Batalla del Dniéper (24 de agosto – 23 de diciembre de 1943) echaron por tierra los cálculos del enemigo de llevar a cabo una guerra prolongada.

    Además, para mayo de 1943 las tropas británico-estadounidenses liberaron el territorio de África del Norte, y entre julio y agosto, aprovechando que las principales fuerzas alemanas estaban ocupadas en la Batalla de Kursk, desembarcaron en Sicilia y tomaron la isla.

    El 3 de septiembre de 1943, Italia firmó el acta de rendición. La salida de Italia de la guerra dio inicio a la desintegración del bloque fascista. El 13 de octubre Italia declaró la guerra a Alemania.

    En 1944, las tropas soviéticas liberaron casi todo el territorio de la URSS, y desde mediados de 1944 iniciaron la liberación de los países europeos (Polonia, Rumanía, Checoslovaquia, Yugoslavia, Bulgaria, Hungría, Austria y otros), que se completó con la ayuda de las fuerzas patrióticas de estos países en la primavera de 1945.

    A su vez, las tropas británico-estadounidenses desembarcaron el 6 de junio de 1944 en Normandía, abriendo el segundo frente en Europa, y comenzaron la ofensiva contra Alemania.

    En febrero de 1945 se realizó la conferencia de Crimea (Yalta) con los líderes de la URSS, EEUU y el Reino Unido, para abordar el orden mundial posterior a la guerra y la participación de la URSS en la guerra contra Japón.

    Dos meses después, en abril de 1945, las fuerzas aliadas liberaron el norte de Italia y áreas de Alemania Occidental, y para principios de mayo, Italia fue liberada por completo con la ayuda de partisanos locales.

    En el teatro de operaciones del Pacífico, los aliados llevaban a cabo operaciones para derrotar a la flota japonesa, liberaron una serie de islas conquistadas por Japón, se acercaron al archipiélago nipón y lo aislaron de los países del sudeste asiático.

    También, entre abril y mayo de 1945, las tropas soviéticas derrotaron durante las operaciones de Berlín y Praga las últimas agrupaciones de las fuerzas nazis alemanas y se encontraron con las fuerzas de los aliados. La guerra en Europa se dio por concluida. El 8 de mayo de 1945, Alemania firmó el acta de rendición incondicional.

    Final de la guerra

    El 6 y 9 de agosto del 1945, EEUU realizó los bombardeos atómicos a las ciudades de Hiroshima y Nagasaki, con fines políticos. El 8 de agosto la URSS declaró la guerra a Japón y el 9 de agosto comenzaron las acciones militares.

    Durante la guerra ruso-japonesa, el Ejército soviético destruyó al Ejército de Kwantung, eliminó la fuente de agresión en el Lejano Oriente, liberó el nordeste de China, Corea del Norte, Sajalín y las islas Kuriles, acelerando el fin de la Segunda Guerra Mundial.

    El 2 de septiembre Japón capituló. La Segunda Guerra Mundial llegó a su fin.

    La Segunda Guerra Mundial fue la mayor conflagración bélica en la historia de la humanidad, que duró 6 años, 110 millones de personas fueron llamados a las armas.

    Durante la Segunda Guerra Mundial murieron más de 55 millones de personas, las mayores pérdidas las sufrió la Unión Soviética, 27 millones de personas. Los daños por la destrucción directa de los valores materiales en el territorio de la URSS correspondieron al 41% del daño ocasionado a todos los países involucrados en la guerra.

    Grandes bajas mortales también tuvieron otros países, como:

    • Polonia (alrededor de seis millones de personas),
    • Yugoslavia (1,7 millones),
    • China (más de cinco millones),
    • Estados Unidos (400.000),
    • el Reino Unido (370.000).

    Las pérdidas totales de la Wehrmacht ascendieron a 13,4 millones de personas, incluidas 10 millones en el frente soviético-alemán. Los aliados de Alemania perdieron 1,725 millones de personas, mientras las pérdidas de Japón superan los 2,5 millones.

    Etiquetas:
    Alemania nazi, URSS, guerra, conflicto, Segunda Guerra Mundial
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook