En directo
    Noticias: 75 aniversario de la Gran Victoria
    URL corto
    1721
    Síguenos en

    Antes de atacar la URSS hace 75 años, Hitler buscó ponerse de acuerdo con Londres sobre una cooperación pacífica en la época de posguerra. Un historiador explicó a Sputnik las propuestas que preparó Berlín para ganarse la lealtad del Reino Unido.

    Envió al jefe adjunto del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán, Rudolf Hess, a negociar con los británicos. El 10 de mayo de 1941, Hess voló a solas al Reino Unido. Si bien los documentos relacionados con este vuelo todavía no han sido desclasificados del todo, los historiadores coinciden en que Hess quería convencer a los británicos de que pactasen con la Alemania nazi antes de que este atacase la URSS, comentó Vladímir Makárov, doctor en ciencias filosóficas.

    El historiador citó extractos de los archivos que contienen el testimonio del exayudante de Hess, Karlheinz Pintsch. Según Pintsch, a comienzos de marzo del 1941 Hess terminó de trabajar sobre las tesis que deberían cimentar la base de las futuras negociaciones anglo-alemanas. 

    Las propuestas fueron las siguientes:

    • Alemania dejaría de reclamar sus antiguas colonias en África;
    • Berlín estaría lista para limitar a su Armada y reconocer el dominio del Reino Unido en el mar;
    • Alemania no estaría interesada en derrotar al Imperio británico;
    • La Alemania nazi brindaría su apoyo completo a Londres para conservar su estatus de potencia mundial;
    • Berlín estaría dispuesta a ayudar al Reino Unido a prevenir la crisis económica que se esperaba tras el fin de la guerra.

    Asimismo, Alemania quería exigir al Reino Unido que le devolviese sus activos privados que habían quedado congelados después de 1918 y que no se acreditaban como las reparaciones que Berlín debería pagarle a Londres por los daños causados en la Primera Guerra Mundial. A cuenta de estos activos el Gobierno británico se comprometería a suministrar las materias primas necesarias a Berlín. A su vez, Alemania prometería prevenir la expansión de la influencia bolchevique y obtendría libertad total para actuar en el este de Europa. 

    Estas propuestas respondían a las condiciones que los británicos pusieron sobre la mesa durante las negociaciones celebradas en Ginebra en agosto del 1940, reveló en su testimonio el exayudante de Hess, sin precisar a qué nivel se celebraron esas consultas. 

    "Los comentarios de Hess hacían pensar que toda la política del Gobierno alemán de aquella época estaba dirigida principalmente a preparar una guerra contra la URSS. Recuerdo la frase exacta que Hess pronunció a este respecto: 'Se liberarán las fuerzas en Occidente que podremos utilizar contra la Unión Soviética'", revela Pintsch según Makárov.

    El historiador ruso recordó que el mismísimo Hitler autorizó a Hess a elaborar estas propuestas y volar a las islas británicas. 

    "Al desencadenar una guerra en el este, Hitler se habría topado con una amenaza de llevarla en dos frentes (tal y como sucedió). En este sentido, su intento por entablar negociaciones con los británicos parecía bastante lógico. Por ello, Hitler encargó a su ayudante preparar el terreno para un acuerdo con el Gobierno británico", concluyó Makarov.

    En 1946, Hess fue condenado a cadena perpetua durante los Juicios de Núremberg y trasladado a la prisión del distrito de Spandau, en Berlín. Murió el 17 de agosto del 1987 a los 93 años.

    Etiquetas:
    Segunda Guerra Mundial
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook